Arquidiócesis

Espectacular Noche Mariana en XXXV Ultreya Nacional

Una imagen de la Virgen de Guadalupe, de más de dos metros de altura,  será instalada en la Casa de Pedro, centro de retiros del MCC en Tegucigalpa.
Una imagen de la Virgen de Guadalupe, de más de dos metros de altura, será instalada en la Casa de Pedro, centro de retiros del MCC en Tegucigalpa.

Colaboración:
Betty Brocato de Castro
Miembro de Cursillos de Cristiandad
La celebración de la noche Mariana realizada el sábado por la tarde y noche previa a la fiesta de la XXXV Ultreya Nacional, se desarrolló en los predios de la Universidad Católica, después de una peregrinación de varios kilómetros, con la participación de unos cuatro mil hermanos.
Una de las sorpresas de la noche Mariana fue la presentación por parte de los hermanos  José Martín Pérez y Luis Rodríguez, procedentes de México, y ataviados con trajes  indígenas, de una imagen de la Virgen de Guadalupe, de más de dos metros de altura, que será instalada en la Casa de Pedro, centro de retiros del MCC en Tegucigalpa. Los hermanos mexicanos vinieron además acompañados por los sacerdotes, Padre Mario Castro Flores y el Padre Alejo Figueroa, todos procedentes del Estado de Michoacán, y que se han propuesto el apostolado de llevar la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe a todos los países a los que asisten a la celebración de los 50 años de presencia de cursillos.

CELEBRACIÓN
Durante la noche Mariana, Monseñor Juan José Pineda celebró la Eucaristía y resaltó el hecho que la familia cristiana desde México hasta Panamá se encuentra de fiesta, dio gracias por la presencia de tantos hermanos y particularmente porque tenía la oportunidad de reunirse con los sacerdotes, en torno al altar, a Jesús , a María y al pueblo.
Monseñor Pineda declaró que el pueblo cristiano no conoce fronteras, todos pertenecemos a la nación consagrada, todos nos aceptamos como hermanos y no ponemos fronteras, somos un solo corazón, una sola mente, un pueblo de bautizados.
“Esta, dijo Monseñor Juan José, no es solo una celebración cursillista sino de toda la Iglesia, ya que debemos vivir en estado permanente de misión, debemos dar gracias por los 50 años de Cursillos en Honduras, pero debemos continuar trabajando porque afuera hay un montón de hombres y mujeres que fueron bautizados pero no viven en gracia”.  “Como misioneros debemos estar en salida, como nos pide el Papa Francisco, insistió Monseñor, Pineda, esta no es sólo una celebración, sino un compromiso,  por los próximos 50 años,  porque debemos ir en busca de los alejados” En el cursillo se nos dice que debemos vivir nuestro cuarto día en estado permanente de gracia, oración , anuncio y  estudio, poniendo en práctica el plan de vida que se nos dio, el que ha hecho un cursillo entiende lo que es estar en estado permanente de misión.
“El Señor Jesús nos pregunta hoy en la celebración de los 50 años del MCC ¿Dónde están tus frutos? Y además nos invitaría a continuar en la misión de formar líderes en los campos económico, político, social, en la banca, empresa privada, finanzas, organizaciones gremiales, etc. Monseñor concluyó diciendo “Bendito sea Dios por los Cursillos de Cristiandad”.
Por otra parte el Presidente del Secretariado Nacional del MCC, el Hermano Elmer Rivas declaró que debemos dar gracias a Dios por los hombres y mujeres, visionarios que dieron inicio a los cursillos hace cincuenta años. “En este tiempo, hemos logrado mucho pero aún hay cosas por hacer, esta celebración nos interpela a ser mejores y más generosos para lograr un mundo mejor, para eso necesitamos la ayuda de Dios y de cada uno de nosotros. La celebración del Santo Rosario fue espectacular con cada misterio en vivo, donde los hermanos y hermanas de las diferentes diócesis se esmeraron en representar los misterios de gozo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: