Vía Crucis 2018

Gracias a todos nuestros patrocinadores del Via Crucis 2018

En el contexto de la Crisis ecológica mundial
Nuestro mundo está dirigido por un modelo de desarrollo centrado en el consumismo y en la obtención del lucro inmediato , la humanidad hoy vive en medio de contradicciones pues por un lado lucha contra el lucha contra el tráfico de animales en riesgo de extinción, pero permanece completamente indiferente ante la trata de personas, se desentiende de los pobres o se empeña en destruir a otro ser humano que le desagrada, son parte de las reflexiones que nos hace el Papa en la encíclica, Laudato Sí.

Salvar el Planeta es salvar a los pobres, clama Francisco. Ellos son las principales víctimas de los daños por la destrucción de la naturaleza, la contaminación de las aguas, de los ricos, de la atmosfera, de la tierra, la extracción irracional de los recursos naturales posibilitan el crecimiento de la pobreza mundial, el Papa Francisco hace un llamado en su Encíclica a detener el espiral de la autodestrucción del planeta, todo esto es un camino hacia la muerte, un viacrucis de toda la humanidad. Debemos empezar de nuevo y unir todos los esfuerzos para establecer una ecología integral que comprende la ecología de la vida cotidiana, la ecología cultural, ecología ambiental.

No hay desarrollo social positivo ni progreso científico, advierte el Papa, sin el respaldo de la ética y la centralidad del bien común en todo lo que se investiga y planifica.

El texto rescata la interacción bíblica entre el ser humano y la naturaleza y pide perdón por el modo como la Iglesia ha interpretado el mandato divino de “dominar” la Tierra. También amplía el significado de “No matarás”: “Un veinte por ciento de la población mundial consume el 80% de los recursos mundiales y en esa medida roba a las naciones pobres y a las futuras generaciones lo que necesitan para sobrevivir.