Diócesis

domund

Octubre misionero
Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND)
Con Cristo misionero damos paz al mundo entero
¿Qué es el DOMUND? El Domingo Mundial de las Misiones es el día en que la Iglesia Universal celebra su dimensión misionera: agradece a Dios por el don maravilloso de la fe y renueva su compromiso de cooperar en la misión universal que Cristo le ha confiado. En este día se realizan actividades de animación misionera en las parroquias, promoviendo la vocación a la misión ad gentes, como sacerdotal, a la vida religiosa y laical.
El DOMUND es también una ocasión propicia para fomentar la solidaridad y cooperación misionera como son: la oración por los misioneros y misioneras ad gentes, el ofrecimiento de pequeños sacrificios y situaciones difíciles a favor de la misión y la colaboración económica. El día Mundial de las Misiones se celebra cada año el tercer domingo de octubre.
El Papa Francisco nos deja algunas reflexiones para ir preparando el espíritu de colaboración hacia la Iglesia misionera.  Sin duda que la preocupación principal es la urgencia por la evangelización de los pueblos. La Iglesia nació para estar en salida, en misión continua, y esa es su esencia.
Debemos experimentar el gozo que hace veinte siglos sintieron los discípulos al volver un día de la misión encomendada; ese gozo que hizo que el mismo Jesús exteriorice: “Te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber manifestado esta grandeza a los pequeños” (cfr. Mt, 11, 25).
El Papa Francisco subraya en varias ocasiones la manifestación del Padre a sus discípulos en estado de misión. Es que eso es lo que Dios quiere de su Iglesia: que sea evangelizada y evangelizadora. Y donde manifiesta constantemente que asiste a los pequeños y sencillos de corazón.
La Jornada Mundial Misionera es un gran momento para reavivar el deseo y el deber de la participación gozosa de la misión ad gentes. Misión a la que estamos llamados a participar todos, sin excepción. Misión que podemos desarrollar ayudando materialmente a las misiones y a los hermanos misioneros que se encuentran en otras tierras llevando el mensaje de evangelización. Sin abandonar la parte espiritual, el sacrificio, la oración por la misión.
Todos somos convocados a cultivar la alegría del mensaje. Mensaje que debe dar vida y vida en abundancia; mensaje que dé frutos y esos frutos fructifiquen aún más. El discípulo del Señor persevera con alegría cuando está con Él, cuando hace su voluntad, cuando comparte la fe y la caridad evangélica.
“Hay más alegría en dar que en recibir” (Hech 20, 35). Son muchas las necesidades materiales y económicas de las misiones; no sólo para fundar la Iglesia con estructuras mínimas (capillas, escuelas para catequistas y seminaristas, y viviendas), sino también para sostener las obras de caridad, de educación y promoción humana, campo inmenso de acción especialmente en los países pobres.
“Tu ofrenda material se convierte en un instrumento de evangelización de una humanidad que se construye sobre el amor”
Estimados hermanos, les motivamos a celebrar este domingo misionero (19 de Octubre) con gozo y generosidad, tu aporte es importante para seguir ayudando a los misioneros y misioneras en tierras de misión.
“No nos dejemos robar el entusiasmo misionero” (Evangeli Gaudium No. 80)

¡Gracias por tu colaboración!
Si quieres seguir colaborando y/o apadrinando las misiones deposita tu ayuda a la cuenta de Banco Ficohsa 01-201-51342.
Oficina Nacional de las Obras Misionales Pontificias de Honduras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: