2019 21-31 oct Actualidad Iglesia OCT 2019

10 frases de San Pablo II en su visita a Honduras

El Papa san Juan Pablo II visitó tierras hondureñas el 8 de marzo de 1983, han pasado 36 años desde su llegada pero su mensaje, mencionado en su homilía en el aquel entonces Santuario de Nuestra Señora de Suyapa, hoy Basílica quedará en cada uno de los corazones hondureños, y acogidas con mucho amor.

1 – «Aquí el nombre de la Virgen de Suyapa, tiene sabor a misericordia y de reconocimiento de sus favores por parte del pueblo hondureño».

2 – «Cristo nos indica que ha encomendado al cuidado maternal de su madre, la tarea de hacer de la Iglesia una sola familia donde reine el amor».

3 – «He aquí el secreto de una devoción a la Virgen que nos permite participar plenamente de su amor maternal, hasta que ella pueda formar, en cada uno de nosotros, a Cristo».

4 – «Hemos de rechazar todo lo que es contrario al Evangelio: el opdio, la violencia, las injusticias, la falta de trabajo, la imposición de ideologías que rebajan la dignidad del hombre y de la mujer; y hemos de fomentar todo lo que sea voluntad del Padre».

5 – «Llego a este santuario de Suyapa para poner bajo tu amparo a todos los hijos de estas naciones hermanas, renovando la confesión de nuestra fe».

6 – «Te encomiendo todos los países de esta área geográfica. Haz que conserven, como el tesoro más precioso, la fe en Jesucristo, el amor a ti, la fidelidad a la Iglesia».

7 – «Tú que eres la madre de la paz, haz que cesen las luchas, que acaben para siempre los odios, que no se reiteren las muertes violentas».

8 – «Ella, la pobre del Señor, está cerca de los más pobres, de los que más sufren, sosteniéndolos y confortándolos con su ejemplo».

9 – «Al renovar nuestra entrega de amor a ti, Madre y Modelo, queremos comprometernos, como tú te comprometiste con Dios, a ser fieles a la Palabra que da la vida».

10 – «Queremos pasar del pecado a la gracia, de la esclavitud a la verdadera libertad en Cristo, de la injusticia que margina a la justicia que dignifica, de la insensibilidad a la solidaridad con quien más sufre, del odio al amor, de la guerra que tanta destrucción ha sembrado, a una paz que renueve y haga florecer vuestras tierras»

A %d blogueros les gusta esto: