Buenas Nuevas

“Jesús fue a comer en casa…”

PALABRA DE VIDA
El banquete del Reino de Dios tiene una distribución de puestos muy distinta de la que estaba en vigor en los banquetes oficiales terrenales.

Tony Salinas Avery
Sacerdote
Todos los que somos invitados a la mesa del Reino de Dios, según la lógica de Jesús proclamada en el evangelio de este domingo, deberemos comprender que por la gracia de Dios y no por nuestros méritos o pretensiones, escuchemos del propio Señor la invitación: “Amigo, sube más arriba”. Y, es que, en este relato, Jesús observa con un poco de ironía a los invitados a un banquete de bodas, todos empeñados a ocupar los primeros puestos. Y viendo esta situación construye como siempre una enseñanza. Su mensaje parece muy de acuerdo con el proverbio que dice: “No te pongas en el puesto de los grandes; porque más vale que se te diga: sube acá, que ser humillado en presencia del príncipe” (Prov 25,6-7). Jesús transforma esta norma de sentido común en tema de urbanidad y hace una exhortación espiritual para todos los tiempos. En fin, el tema de hoy es la “humildad cristiana”. Propone a la raíz del tema el mensaje de la imitación del propio Cristo y su humildad total, que no le hace buscar los primeros puestos, sino el puesto del que sirve, es decir, del último. El banquete del Reino de Dios tiene una distribución de puestos muy distinta de la que estaba en vigor en los banquetes oficiales terrenales. Son otros los que tienen un trato preferencial. Esta lógica impregna todo el pensamiento cristiano desde sus orígenes, al punto que más tarde el propio San Pablo dirá: “Hermanos, no hagan nada por espíritu de rivalidad o por vanagloria, sino cada uno de ustedes con toda humildad considere a los demás superiores a sí mismo, sin buscar el propio interés, sino más bien el de los demás” (Flp 2,3-4). Y, en la Carta a los Romanos 12,16 dice: “Tengan los mismos sentimientos los unos por los otros; no aspiren a cosas demasiadas altas, inclínense más bien a las humildes”. Esta es la gran lección para nuestro día a día que hay que poner en práctica.

A %d blogueros les gusta esto: