Familia

Crossfit para entrenar tu fe


El Crossfit es un entrenamiento que involucra resistencia, fuerza, equilibrio, ejecutado con alta intensidad. Ahora haciendo la relación de este estilo de ejercicio podemos rescatar algo bueno para la vida cristiana.

Las rutinas del Crossfit varían de peso, su originalidad sin importar la edad o condición física. Un ejemplo de ello es orar o participar en Hora Santa, se puede comenzar con poco tiempo después aumentar progresivamente.

Para el cristiano la santidad debe ser un medio que lo haga aspirar a la santidad.

De la misma forma que hay personas que se ejercitan y sentirse bien al terminar rutinas que parecían complejas, algo así es la relación con la vida espiritual, estar cerca de Cristo será exigente, por momentos se verá difícil pero al final no se compara la gracia del Señor.

“El deporta es una riquísima fuente de valores y virtudes que nos ayudan a mejorar como personas. Como atleta durante el entrenamiento, la práctica deportiva ayuda a dar lo mejor de nosotros mismos” expresó el Papa Francisco.