Familia Tecnología

El Rey León: 3 lecciones para la vida


Ante la remasterización de una película infantil estrenada en 1994, El Rey León, podemos hablar de como la cinta también se aplica en el diario vivir para ser mejor cristiano.

Librarnos de la tentación – Comenzamos con Simba, el heredero al trono siendo guiado por Mufasa, su padre, quien le enseña el reino cuando este fuese rey, de esto se vale Scar, hermano de Mufasa, para hacerle una trampa al pequeño león diciendo que su padre lo impone, esta parte se ve como el mal a través de la mentira y el engaño confunde al cachorro.

Pasado – Tras conocer su falta Simba huye, creyendo este que es su culpa y que merece alejarse de su hogar, adoptando la filosofía “Hakuna Matata” que se traduce del Swahili como “vive y se feliz” o como es conocida “no hay problemas”.

El león viviendo en engaño se deja llevar por esta opción para borrar su culpa y crecer sin preocuparse.

Hacerle frente al mal – En un momento de la trama Simba recupera su identidad para combatir contra su tío malvado, esto puede representarse como la lucha que cada cristiano lleva, sabiendo que no puede dejarse vencer sino confiar en el poder de Dios para ser un portador de esperanza.