Editorial

Comunidad política

Editorial del Domingo 4 de Agosto del 2019
Comunidad política
Honduras es una nación abatida por la pobreza y la exclusión, y no puede vivir en un clima de confrontación, rencor y odio, pues de esa manera no podrá construir el bien común.

La persona humana es el fundamento y fin de toda convivencia política. Ya que toda persona está dotada de racionalidad, por lo tanto, es responsable de todas las decisiones que le son propias. Toda persona es capaz de buscar proyectos que le den sentido a su existencia, ya sea en los aspectos personales o sociales.
De hecho su creencia en Dios y apertura a las demás hombres son características que le convierten, en un ser plena y completamente realizado, donde la vida social no es una sobrecarga añadida, sino una dimensión esencial e ineludible.
La comunidad política, es una realidad propia de los hombres, que existe para un fin que es prioritario, obtener el crecimiento más pleno de cada uno de sus miembros, llamados todos ellos a colaborar en la realización del bien común. Guiados por su natural deseo de realizar su objetivo de establecer la primacía de la verdad, el amor y el bien.
La comunidad política, entonces, encuentra en el servicio al pueblo su verdadera y real dimensión, la comunidad política debe ser en realidad, la Institución que organiza y que unifica al pueblo, que es el conjunto de personas, cada una de ellas en su puesto y actuando, según su propia manera de ser. Al pueblo le corresponde formar su opinión acerca de los asuntos públicos y la libertad de expresar su opinión política sobre las maneras de alcanzar el bien común.
Según su conciencia de responsabilidad, y de su propia forma sentir y de determinarse a actuar en forma política.
La comunidad política debe estar regida por valores: iluminada por la verdad; sentir un gran respeto y aprecio por los Derechos Humanos de toda persona; el fiel cumplimiento de los deberes cívicos y políticos. De esta manera, a través de los valores dirigen y enseñan las manifestaciones de la cultura, de la economía, de la convivencia humana, el orden jurídico.etc
En Honduras, la comunidad política está fragmentada, por el odio y la falta de mutua solidaridad. Inexistente, aún dentro de las mismas organizaciones políticas. En muchas de las cuales, existen resquebrajamientos entre sus mismos miembros que hacen difícil, aún el diálogo dentro del mismo partido. Lo cual dificulta la toma de decisiones partidarias consensuadas y la definición de las líneas políticas partidarias.
Desde el 28 de junio de 2009, en que el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia aprobaron “un proceso que llamaron de Sucesión Constitucional” hasta la fecha, ha existido una profunda disidencia entre partidos políticos hondureños.
Conflicto agravado por la existencia de la figura de “la reelección presidencial”, en las elecciones de 2017, a la cual se le dio curso mediante resolución de la Corte Suprema de Justicia, la cual no fue aceptada unánimemente, después que la reelección se consumó en las urnas.
Ahora, en 2019, existe la posibilidad de elegir una nueva Institucionalidad Electoral. Mediante sus organismos, será factible depurar el censo electoral; cambiar la composición de las mesas electorales; el voto electrónico; nueva tarjeta de identidad etc. Pero ante esta oportunidad de mejorar la pureza de las elecciones, ha sido muy difícil consensuar entre las bancadas de diputados, el procedimiento para la elección de quienes serán los funcionarios que han de dirigir los nuevos organismos que tendrán a su cargo, la conducción del proceso electoral de 2021, y que, el mismo, sea aceptable para toda la comunidad política hondureña. Honduras es una nación abatida por la pobreza y la exclusión, y no puede vivir en un clima de confrontación, rencor y odio, pues de esa manera no podrá construir el bien común, que favorezca la dignidad del Pueblo, por el respeto fiel de sus derechos humanos. El señor Jesús enseñó a sus discípulos:”No todo el que me diga Señor,., Señor… entrará en el Reino de los Cielos……sino el que haga la voluntad de mi Padre”.

A %d blogueros les gusta esto: