Familia Turismo

Un fervor hacia los adultos mayores: el templo de Santa Ana


A 24 km de la ciudad capital, en sus inicios fue un pequeño lugar de oratorio o una ermita en el siglo XVII, luego en el siglo XX se convierte un hogar de veneración para la abuelos por su colonial templo a Santa Ana, en el municipio que recibe el mismo nombre. Su historia nos la relató el padre Tony Salinas, párroco de la comunidad.

El templo tiene rasgos particulares, dijo el padre Tony como: un techo en dos aguas, una zona para el presbiterio, dos torres,  “de las cuales la primera fue construida a principios del siglo XX y la segunda torre se terminó en 1950”, acompañada la edificación por una invitación a los fieles de ese entonces para asistir a la bendición de la atalaya por parte de Monseñor Turcios y Barahona, dijo el sacerdote.

Fiesta / Como parte de su novena la imagen ha visitado las aldeas del municipio hasta llegar a su día, el 26 de julio.
Legado / Esta fiesta invita a comprender que los abuelos no son desechables por sus años sino maestros de la vida como dijo el Sumo Pontífice destacó el padre Tony.
Horarios / Para acompañar a Eucaristía, los jueves a las 7:00 de la mañana con exposición al Santísimo hasta las 5:00 de la tarde y los domingos a las 9:45 de la mañana.

Grupos/ Los movimientos que aquí funcionan son los Delegados de la Palabra y los Catequistas.

Claves

Historia / Según Salinas, este lugar ha sido de peregrinación en el pasado,  por parte de grupos que caminaban desde Tegucigalpa, Sabanagrande y Choluteca.

Dato / Es la devoción que nos recuerda la actitud con los abuelos, el respeto y amor hacia los adultos mayores.

Papa Francisco / “¡Que importantes son los abuelos en la vida de la familia para comunicar ese patrimonio de humanidad y de fe que es esencial para toda sociedad!”