2019 Iglesia

La poderosa oración a Jesús Eucaristía que rezaba San Ignacio de Loyola


En los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola se encuentra una poderosa oración a Jesús Eucaristía que nos recuerda la Pasión del Señor y que muchos atribuyen la autoría al fundador de la Compañía de Jesús. Otros por su parte, señalan que su origen es medieval y que San Ignacio tenía una especial devoción a esta oración y por ello, la incluyó en su obra maestra. Hablamos de la oración Alma de Cristo.

El papa  Juan XXII concedió al rezo de esta oración muchas indulgencias. Esta oración, pone en el centro el mayor acto de amor y entrega, que se actualiza en cada sacrificio eucarístico. Es propia para rezarla después de la comunión.

Recemos esta oración:

Alma de Cristo santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
Oh, buen Jesús, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti.
Del maligno enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Ti.
Para que con tus santos te alabe.
Por los siglos de los siglos. Amén