2019 Iglesia OCT 2019

Entre travesuras y rebeldías, se forjó la vocación de Santos Pablo Vásquez

Sirve como vicario de la parroquia San Juan Bautista de Ojojona

PRINCIPAL PADRE SANTOS PABLOLlamado por sus amigos “San Pablo”, por la combinación de su nombre Santos Pablo, es uno de los presbíteros más jóvenes de la Arquidiócesis de Tegucigalpa. Originario de la capital, Pablo recuerda que, desde su niñez, siempre fue inquieto y frecuentemente cometía algunas travesuras.

Familia Al hablar de su núcleo familiar, se le viene a la mente, las tradicionales fiestas de Navidad y fin de año que son el motivo perfecto para unirles y es que, según relata, son una familia “bailadora”. Desde niño, fue muy inquieto y realizó muchísimas travesuras. El padre Pablo recuerda que, de niño, no le gustaba ir a la Iglesia. Los domingos “mi mamá me levantaba, me daba dos fajazos y me mandaba a la catequesis que era a las ocho de la mañana” expresó. Después de la confirmación, tiene una cercanía con Dios a través de la Renovación Carismática Católica. En ese momento, su sueño era ser abogado.

IMG_5202

“Algunos se desesperaban diciéndome que era mucho tiempo de diácono, pero es que es el servicio de la caridad, de visitar a los enfermos” padre Santos Pablo Vásquez

Vocación Su inquietud vocacional se despierta con la cercanía de los frailes carmelitas y el trabajo que realizan los seminaristas en las comunidades. Decide iniciar el proceso y para que haya un discernimiento libre de distracciones, le piden concluir el noviazgo que tenía en ese momento. A su familia le costó asimilar esta noticia, pero respetaron su decisión, “Aunque yo no esté de acuerdo, te apoyo” le dijo su mamá. Durante sus estudios en el Seminario, las travesuras no se hicieron esperar. “Siempre tenía la mala costumbre que iba pasando por los pabellones y si veía un cuarto abierto, le quitaba todos los libros, la ropa y hacía un nudo en la cama” dijo.CONOZCA AL PADRE SANTOS PABLO

Ministerio Antes de concluir sus estudios, le tocó la experiencia de ser seminarista externo y vivir en una parroquia. Estuvo primero en Cristo Resucitado de Loarque. De allí lo mueven a Cantarranas para trabajar con las comunidades. Lo ordenan diácono y su primera misión fue una boda masiva. «el primer recibimiento que me hace el padre es celebrar 12 bodas simultáneas en una comunidad». De allí, fue trasladado a Ojojona y le piden extender su diaconado. «13 meses, cinco días duró mi diaconado» apuntó. Recibe la ordenación un cinco de agosto de 2018 y está próximo a celebrar su primer año de ministerio sacerdotal.

Conozca al padre Santos Pablo Vásquez

Nació el 24 de noviembre de 1987 en Tegucigalpa. Es el menor de la familia Vásquez Ávila. Recibió la ordenación diaconal el 1 de julio de 2017. Fueron 13 meses cinco días de diaconado, primero en la parroquia de Cantarranas y luego en Ojojona. Fue ordenado presbítero el 5 de agosto de 2018 y actualmente es vicario de la parroquia San Juan Bautista de Ojojona.

A %d blogueros les gusta esto: