Editorial

Una tragedia dolorosa

Editorial del Domingo 21 de Julio de 2019
Una tragedia dolorosa
Por falta de centros de trabajo en La Mosquitia, los jóvenes optan por dedicarse al buceo; una labor no exenta de grandes riesgos.

El miércoles 3 de julio, en aguas de la Mosquitia hondureña ocurrieron dos naufragios, durante el día se hundió el barco langostero “Míster Francelli”, todos sus tripulantes fueron rescatados por barcos pesqueros que navegaban por la misma área, cerca del cayo Media Luna. Pero en la madrugada del jueves, en las inmediaciones de “Cayo Vivorillo” y “Cayo Gorda” ocurrió un terrible naufragio de la embarcación “Capitán Waly”, con 73 tripulantes, de los cuales se rescataron 46 sobrevivientes, fallecieron 27 cuyos cadáveres fueron llevados a tierra firme para su sepelio, menos los cuerpos de 6 personas no fueron encontrados, a pesar de intensa búsqueda. El rescate de los tripulantes del “Capitán Waly” fue posible por la cercanía de una nave denominada “Lempira”, no obstante el esfuerzo realizado, era imposible rescatarlos a todos, pues el buque estaba sobrecargado. El reconocimiento de los muertos, indicó lo doloroso de la tragedia, especialmente por la falta de médicos forenses. Solo se hizo levantamiento y revisión de cadáveres, por los familiares: No existe tampoco un plan de identificación de víctimas en desastres. Las causas de ambos naufragios se ha determinado que fue el exceso de peso, pues los barcos, llevaban exceso de tripulación, con el propósito de hacer una captura grande de langostas, dado el alto número de buzos que transportaban.
Las dos embarcaciones salieron de La Ceiba, después de 4 meses en veda de pesca de langosta: los tripulantes estaban desesperados porque no existen fuentes de trabajo, y por ello, estuvieron de acuerdo, en que el barco tuviese exceso de tripulación.
Precisamente, por falta de centros de trabajo en La Mosquitia, los jóvenes optan por dedicarse al buceo; una labor no exenta de grandes riesgos; pues la langosta se encuentra en lo profundo del océano. Precisamente, el bucear a grandes profundidades puede ocasionar cambios bruscos en la presión arterial de las personas. Y cuando el tiempo de inmersión es muy prolongado, se forman burbujas de aire en la sangre, y además un fortísimo dolor en diversas partes del cuerpo, que conduce hacia la invalidez.
Es lo que se conoce por el nombre de síndrome por descompresión, y que en el caso de la Mosquitia, puede apreciarse como existen muchos inválidos como consecuencia de la pezca por buceo y que necesitan ser sostenidos por sus familias, pues muchos están incapacitados para trabajar. Es una zona donde abunda la pobreza y la desigualdad.a La Mosquitia hondureña está situada en el extremo oriental del país, en la Costa Misquita que se extiende hasta la parte Noreste de Nicaragua. Su población es indígena,
Y con muchos grupos étnicos: Misquitos, Pech, Rama, Sumo, Garífuna, Ladino y Creoles. Es la mayor área silvestre de América Central, con manglares, lagunas, ríos, sabanas, bosques tropicales húmedos y la Laguna de Caratasca; la mayor laguna costera de Honduras. Es una zona donde se vive bajo la amenaza constante del Narcotráfico, por aire y por mar. Así mismo la reserva de la Biosfera del Rio Plátano, que es una herencia de humanidad también se encuentra en La Mosquitia. De hecho, hasta el momento, no se ha constituido en un atractivo turístico, que genere riqueza para los pobladores.
La Mosquitia hondureña es el sitio donde existe la menor densidad poblacional que es de 4.8 habitantes por kilómetro cuadrado, con pocas vías de comunicación, pero por su gran extensión no tiene mucha inversión comercial e industrial. Dejando como únicas oportunidades de trabajo, la faena del mar, que puede producir dolorosas tragedias como la que se acaba de vivir. Han sido numerosas familias las que con mucha tristeza y dolor tuvieron que despedirse abruptamente de sus seres queridos, víctimas de la pobreza y de la necesidad de proveer para sus seres queridos. El Señor Jesús dijo a sus discípulos: “Si la casa se lo merece….La Paz que deseáis vendrá a ella”

A %d blogueros les gusta esto: