Caminar Punto de Vista

Todo tiene una razón


Recordamos esta semana a santa María Magdalena, la primera testigo de la Resurrección, que siempre hizo lo que debía hacer.

José Nelson Durón V.
Columnista
Mal haría yo en criticar el juicio sobre Galileo sin recordar que el sistema geocéntrico perduró 2000 años e ignorar que los antiguos creían que, como todo caía hacia la tierra, ésta debía ser el centro del universo. Aristarco, 300 antes de Cristo, afirmó que el sol era el centro y lo afirmarían después varios sabios antiguos. Todo esto permitió que hace 50 años Collins, Armstrong y Aldrin viajaran 308,403 km hacia la luna; los dos últimos caminaron sobre ella, mientras Collins volaba solo, alrededor del objeto de suspiros enamorados, a una distancia como de Comayagua a Tegucigalpa. El más solitario de los hombres. Mal haría también si condenase al Presidente Trump sin recordar que la guerra del futbol se inició realmente debido al problema migratorio entre ambos países y a la deportación de muchos salvadoreños, junto con otros intereses innombrables. Mal haría yo en denigrar el Seguro Social si allí salvaron mi vida; si insultara funcionarios e instituciones mientras los verdaderos culpables de nuestro atraso son brasas inapagables, por el soplo interesado de muchos. Haría mal si criticase las buenas obras realizadas y denigrara el trabajo de quien ha demostrado que sí hay Alcalde en el pueblo. Mal haría yo si …Cada uno debe hacer lo debido, pues hay una razón para ello; o muchas. Y al final debemos responder por todo: mis esfuerzos para conseguir algo y mis actos para conservarlo; es como la fe, ella puede salvarme si mis obras no la contradicen. Dos mil años después podemos escuchar al Señor Jesús decir a Marta: “Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y nadie se la quitará” María estaba a los pies del Maestro y Marta atendía y alimentaba al grupo. Cada una haciendo lo que le correspondía, sin dejar de lado lo más importante: Dios. Recordamos esta semana a santa María Magdalena, la primera testigo de la Resurrección, que siempre hizo lo que debía hacer. Ruega por todos nosotros, santa María Magdalena. Amén.