2019 Iglesia

Rafael Alvira, hijo de dos siervos de Dios que están camino a los altares


“El ejemplo de mis papás, puede ayudar a otros matrimonios a ser felices”

Esta pareja, se santificó siendo buenos esposos y buenos padres; buscaron siempre, hacer la voluntad de Dios en lo ordinario de sus vidas.

RAFAEL ALVIRA PRINCIPAL.JPG

Proveniente de una familia numerosa, el profesor Rafael Alvira recuerda que sus padres vivieron ordinariamente un matrimonio extraordinario que hoy les tiene camino a los altares. La vocación a la santidad es un llamado para todos y esta familia se lo ha creído. Siendo sus padres maestros, inculcaron en él, el amor a la enseñanza y ahora, tiene que ser testigo de la gracia que Dios concede a un santo matrimonio como el de sus papás.

¿Quiénes fueron sus padres Tomás Alvira y Paquita Domínguez?

Fueron dos aragoneses, que se conocieron en un viaje cuando eran muy jóvenes, ambos fueron maestros, cuando decidieron casarse, estalló la guerra civil española, se casaron dos meses después y ese retraso fue providencial, porque durante la guerra en Madrid, en donde asesinaban a los sacerdotes, estaba escondido San Josemaría y se conocieron allá.

¿Cómo está el proceso de canonización de sus padres?

Ellos fueron de los primeros fieles que se integraron en la prelatura del Opus Dei. Pocos años después de fallecer, nos dijeron que habían decidido comenzar el proceso de canonización, parecía un grupo de la Cía. o de la KGB, porque se llevaron todos los papeles, las fotografía, para el proceso porque hay que archivar todo y digitalizarlo porque todo estaba escrito a mano. Se llevó todo al Arzobispado de Madrid, porque ellos habían vivido sus últimos años en Madrid y fueron nombrados Siervos de Dios. De allí se entrevistó a muchas personas que les habían conocido, a mí me llamaron a declarar sobre mis padres nueve veces. Después de la aprobación del Arzobispo de Madrid, mandaron 11 mil folios a Roma, para la última fase del proceso. Nos queda más que esperar.

¿Qué ha significado el Opus Dei en su vida?

Conocí la obra poco a poco, porque mis padres nunca nos impusieron nada, lo que hacían era dar muy buen ejemplo, tenías la sensación tan clara que te querían muchísimo y por eso te exigían, veías lo buenos que eran, las virtudes que tenían, como se esforzaban, como se sacrificaban, siempre sin hacer cosas raras, con mucha normalidad, simpatía. Para ingresar a la obra, lo consulté con mi padre porque era mi mejor amigo. Él me dijo que el Opus Dei es una cosa de Dios, por consiguiente, si te apuntas, tiene que ser con dos condiciones, tiene que ser con seriedad y libertad y voy a rezar para que decidas bien.

En la biografía de sus padres, se plantea que eran un matrimonio maravilloso, ¿Qué se debe hacer? 

Nosotros como hijos vimos en nuestros padres que, a lo largo de toda su vida, se quisieron muchísimo y de manera progresiva, eso nos impactó y nos hizo un bien enorme. Hemos pensado que la cosa que más seguridad da a unos hijos, es ver como se quieren sus padres.

El ejemplo de sus padres, ¿Cómo puede ayudar a los matrimonios que no son felices?

El ejemplo es lo que más ayuda, lo que hay que hacer es leer los libros, procurando meterse en ellos y eso significa, ponerse en el lugar. Es el ejemplo vivo, como el de mis papás el que más puede ayudar a otros matrimonios a ser tan felices.

Conozca a Rafael Alvira

Es un filósofo español, hijo de los siervos de Dios Tomás Alvira y Paquita Domínguez, integrantes de la prelatura del Opus Dei que están en proceso de beatificación. Ha sido docente de filosofía en la Universidad de Navarra, Pamplona y la Complutense de Madrid.