2019 En el Mundo Iglesia Noticias

Hoy celebramos a Santo Tomás Apóstol

Es el Patrono de Jueces Arquitectos y Teólogos

Santo Tomás Apóstol era judío, de oficio pescador. Tuvo la bendición de seguir a Cristo, quien lo hizo apóstol el año 31.

Se le conoce a Santo Tomás por su incredulidad después de la muerte del Señor. Jesús se apareció a los discípulos el día de la resurrección para convencerlos de que había resucitado realmente.

Por estar ausente, se negó a creer en la resurrección de Jesús: “ si no veo en sus manos la huella de los clavos y pongo el dedo en los agujeros de los clavos y si no meto la mano en su costado, no creeré”.

Cuenta San Juan (Jn.11,16) “ Tomás llamado Didimo, dijo a los demás: Vayamos también nosotros y muramos con Él”. Aquí el apóstol demuestra su admirable valor, un escritor llegó a decir que en esto Tomás no demostró solamente “una fe esperanzada, sino una desesperación leal”. O sea: él estaba seguro de una cosa: sucediera lo que sucediera, por grave y terrible que fuera, no quería abandonar a Jesús.

El valor no significa no tener temor, si no experimentamos miedo y temor, resultaría muy fácil hacer cualquier heroísmo. El verdadero valor se demuestra cuando se está seguro de que puede suceder lo peor, sentirse lleno de temores y terrores y sin embargo arriesgarse a hacer lo que se tiene que hacer. Y eso fue lo que hizo Tomás aquel día. Nadie tiene que sentirse avergonzado de tener miedo y pavor.

Cuando los discípulos se encontraban con Jesús ocho días más tarde, se dirigió a Tomás y le dijo: “Pon aquí tu dedo y mira mis manos: dame tu mano y ponla en mi costado. Y no seas incrédulo, si no creyente.” Tomás cayó de rodillas y exclamó: “Señor mío y Dios mío” Jesús replicó: “Has creído, Tomás, porque me has visto. Bienaventurados quienes han creído sin haber visto.”

A %d blogueros les gusta esto: