Familia

Oración por un hijo

Señor mis hijos son un don de tu amor por mí, los he visto llegar a mi vida con felicidad y cada día los he amado más.

Al crecer ellos en estatura y conocimientos también han crecido mis preocupaciones sobre su futuro: los quisiera siempre felices y seguros por la vida, exitosos y sanos, sin enfermedades y sin ataques del mal.

Como soy una persona de fe, hoy vengo a entregarte a mis hijos y a ponerlos a tus pies, siempre fueron tuyos antes que míos. Por favor mora en sus corazones y que jamás se alejen de tí, si están tomados de tu mano se que pase lo que le pase, aún cuando se equivoquen tú no permitirás que mueran en el mal y en el error.

Cuida a mis hijos y permite que tu Madre María sea su luz y consuelo siempre, especialmente para aquel más necesitado de todos.

Espíritu del mal te ordeno en el nombre poderoso de Jesús que jamás toques a mis hijos, ni deformes sus corazones con el mal y la mentira y el pecado mortal, hoy yo los consagro a los corazones de Jesús y de María, consagro también a toda mi familia, a los vivos y a los difuntos.

Señor gracias por permitirme orar por mis hijos, son el más grande tesoro que poseo en este mundo.

Amén.

Por: Monseñor Fabio Colindres.

A %d blogueros les gusta esto: