2019 Iglesia Noticias

Jesús y María: Corazones que laten para consagrar el mundo

Se trata de un compromiso permanente y  de entrega, para  reparar con humildad los errores cometidos en el pasado

Lo más significativo de consagrarse es una atribución seria de luchar por ahondar en sus emociones  y participar de ellos, el ideal, es tener  lo que Jesús tiene  al semejar lo más sensible  en todas sus actitudes y en todos sus sentimientos.

Sentimientos Para el Presbítero Juan Ángel López párroco de la comunidad Sagrado Corazón de Jesús de la Colonia Miraflores, es como le decía San Juan Eudes  y  Santa Margarita María Alacoque “el centro de todos sus sentimientos, por lo tanto tener los sentimientos de Cristo, es consagrarnos porque es vivir como el viviría, es actuar como el actuaría, es amar como él amaría”.

Consagrado El Padre López dijo que un consagrado a los corazones de Jesús y  María, es una persona que sencillamente ha encontrado como la razón de su ser, vivir como Cristo, amar como Cristo, todo cristiano debe ser  lo que le decía a  Santa Margarita Alacoque, le pedía que la humanidad entera tuviera esta exaltación.

La Virgen con las apariciones en Fátima, pedía que todos fuéramos consagrados. A que nos dejásemos cobijar por ese amor de madre, por ese amor  como dice Él Señor a santa Margarita María Alacoque, le decía  que tanto ha amado al mundo y que tan poco es correspondido.

Promesas El sacerdote Samuel Bonilla manifestó que las promesas del Sagrado Corazón de Jesús prometen abundantes bendiciones y con una generosidad verdadera a quien honre a Su Corazón, y están dirigidas a todo tipo de personas: a las fervorosas, a las tibias y sobre todo a los pecadores, Abraza a todas las condiciones de vida, sacerdotes, religiosos y seglares.

El Padre Bonilla dijo que las promesas prometen alivio a los afligidos, resistencia a la tentación, consuelo a los afligidos, paz a las familias, bendiciones en el hogar, el éxito en nuestras empresas, la misericordia al pecador, alta santidad a las almas fervorosas, valor para los corazones fríos, también prometen gran poder a los sacerdotes y consagrados para ablandar los corazones más endurecidos. Prometen fuerza y valor en nuestro lecho de muerte, y nos hablan del don inestimable de la perseverancia final y de un refugio en el Corazón de Jesús en el último momento de vida.

CLAVES

 1 ALMA

Ponla en mis manos: tu salvación eterna, grado de gloria en el cielo, progreso en virtud, defectos pasiones, miserias, todo. Hay algunas personas que siempre andan henchidas de temores, angustias, desalientos por las cosas del espíritu. Si esto es, hijo mío, porque pecas gravemente.

 2 El Cuerpo

También  Yo quiero encargarme de tu salud y tu vida, por eso tienes que ponerlas en mis manos. Yo sé lo que te conviene, tú no lo sabes. Toma los medios que buenamente se puedan para conservar o recuperar la salud, y de lo demás remítelo a mi cuidado, desechando las apreciaciones.

3 Familia

Padres, cónyuges, hijos,  hermanos, parientes. Hay personas que no hallan dificultad en ofrecerme a  sí, pero a veces se resisten a poner resueltamente en mis manos algún miembro especial de su familia a quien mucho aman. No parece sino que voy a matar incontinenti todo a cuanto mi.

Cifra

1647

Año en que nació Santa Margarita Alacoque en Francia a los cuatro años consagró a Dios su pureza e hizo voto de perpetua castidad ingresó a las escuelas de la Clarisas Pobres donde se sintió atraída por la vida de las religiosas.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: