1PageFlipFides 2019 Arquidiócesis Choluteca Comayagua Danli Danli Diócesis En América En el Mundo Iglesia Juticalpa La Ceiba San Pedro Sula Santa Rosa de Copán Trujillo Yoro

Hoy se retoma el Tiempo Ordinario


La Iglesia Universal retoma el tiempo Ordinario que había entrado en pausa, por la Cuaresma y Pascua. Hay que recordar que la primera parte comenzó al día siguiente a la Fiesta del Bautismo del Señor y llegó hasta el inicio de la Cuaresma.

La segunda comienza este lunes siguiente a Pentecostés y terminará el sábado anterior al I Domingo de Adviento que este año será el 30 de noviembre.

El tiempo Ordinario comprende 33 o 34 semanas. Esto depende de la fecha del I domingo de Adviento del siguiente año litúrgico. Si el próximo Adviento inicia en noviembre, tendrá 33. Pero si inicia en diciembre, tendrá 34 semanas.

La página Liturgia Papal nos señala el modo de contar las semanas del Tiempo Ordinario y una explicación muy clara del modo de celebrarse este tiempo litúrgico. A continuación te presentamos esta explicación:

1.- La semana en que se celebra el Bautismo del Señor es la primera semana. Las siguientes semanas se cuentan en orden progresivo hasta el inicio de la Cuaresma. 2.- Después de Pentecostés, hay dos opciones: a) Si las semanas del Tiempo Ordinario son 34 se vuelve a tomar la serie a partir de la semana que sigue a aquella que se interrumpió con el inicio de la Cuaresma. Por ejemplo, si en la V semana del Tiempo Ordinario cae el Miércoles de Ceniza, el lunes siguiente a Pentecostés será el lunes de la VI Semana del Tiempo Ordinario. b) Si las semanas del Tiempo Ordinario son 33 se omite la semana siguiente a la que se interrumpió con el inicio de la Cuaresma, y se retoma la serie en con la que sigue a la omitida. Por ejemplo, si en la V Semana del Tiempo Ordinario cae el Miércoles de Ceniza, el lunes siguiente a Pentecostés será el lunes de la VII Semana del Tiempo Ordinario.

En la segunda parte del Tiempo Ordinario hay algunas solemnidades que son móviles, es decir, cuya celebración cambia año con año, pues dependen de la fecha en que se celebre Pentecostés. En los domingos se utiliza el propio de la Misa que indica el misal para cada uno de ellos, así como las lecturas de ese domingo, de acuerdo al ciclo trianual (A, B o C). Para las ferias (de lunes a sábado), no existe un propio de la misa para cada una, por lo que se toma el propio de cualquier domingo del tiempo Ordinario, de cualquier santo, de las misas votivas o de las misas por diversas necesidades. Las lecturas sí son establecidas para cada feria. La primera lectura y el salmo varían en los años pares e impares, mientras que el Evangelio es fijo para cada feria.

 

A %d blogueros les gusta esto: