Editorial

Pentecostés

Editorial del Domingo 9 de Junio de 2019
Pentecostés
El Espíritu Santo también ayuda a la Iglesia inspirando, impulsando y también motivando, a los cristianos individualmente o como Iglesia entera, a evangelizar.

Pentecostés, era una fiesta litúrgica judía. Que se celebraba a los 50 días de la Pascua. De ahí viene su nombre. Luego el sentido de la celebración cambió para festejar el agradecimiento a Dios por haber entregado las Tablas de la Ley a Moisés, es decir, festejaban la Alianza que Dios hizo con el Pueblo del Antiguo Testamento. Era una celebración grandiosa, puesto que el Templo de Jerusalén, estaba lleno de peregrinos judíos llegados de todos los pueblos vecinos.
A pocos días de la Ascensión del Señor, estaban los Apóstoles reunidos en una casa de Jerusalén, con la Virgen María, precisamente el día de Pentecostés. Y todos tenían miedo de salir a predicar. De repente, se escuchó el ruido de un fuerte viento, y pequeñas lenguas de fuego se posaron sobre cada uno de ellos. Quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas desconocidas. Así desapareció el temor que tenían para predicar sobre todo porque cada uno de los Peregrinos los escuchaba en su propia lengua.
Los apóstoles, a partir de ese día, se dedicaron a evangelizar, esto es a difundir en todo lugar, donde estuvieren, las enseñanzas del Señor Jesús por todo el mundo conocido en aquel entonces. Y todos ellos, al igual que su Señor y maestro, murieron asesinados víctimas de fuertes tormentos. Lo cual les había sido advertido, que ellos también serían perseguidos lo mismo que su Maestro. Pero ellos no tuvieron miedo, pues eran enamorados de la misión que Jesús les confió; “vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda criatura”. “Bautícenlos en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo” Tampoco tenían miedo porque en Pentecostés fueron llenos del Espíritu Santo.
Pentecostés es el día de la fundación de la Iglesia. Y es que, El Espíritu Santo, a la Iglesia la construye, anima y santifica, le da vida y unifica. Y la enriquece con todos sus dones. El Espíritu Santo también ayuda a la Iglesia inspirando, impulsando y también motivando, a los cristianos individualmente o como Iglesia entera, a evangelizar.
Los Apóstoles al recibir el Espíritu Santo quedan constituidos en testigos veraces y muy valientes, de la resurrección de Cristo, predicadores de su misterio y de la nueva ley del amor. Los frutos de la redención, por medio de muerte y resurrección de Cristo, se precisan en la efusión del Espíritu Santo. Por esa razón San Juan en su Evangelio, pone el día de Pentecostés. Allí aparecen los apóstoles reunidos en el Cenáculo y el Señor les muestra los signos de la crucifixión, Jesús sopla sobre ellos y les confiere el poder de perdonar los pecados. Este soplo de Jesús simboliza y concreta, el don del Espíritu Santo, quien es principio de la nueva creación, que surge de la muerte y resurrección de Cristo. Así nace el Pueblo de la Nueva Alianza, fundamentado en un solo Señor, Jesús el enviado del Padre, quien confiere la vida eterna a todos aquellos que el Padre le ha confiado.
San Pablo dijo: “Todos nosotros hemos sido bautizados en un mismo Espíritu para formar un solo cuerpo”, con lo cual indica que en la Iglesia existe una multitud de miembros. Pero todos están unificados porque participan del mismo Espíritu. O sea que en Pentecostés, surge el Espíritu Santo como el principio vital de la Iglesia, es quien confiere la vida y la unidad a la Iglesia. Es quien hace surgir la vida divina y la impulsa en el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia
La santidad será la identidad más característica de la Iglesia. En el tiempo de la Ley Dios habitaba en una tienda. Después en el Templo de Jerusalén. Hoy, el Espíritu Santo habita en el corazón de los hombres; y santifica cuerpo y alma; participando de la vida divina mediante la Gracia. Fuente de paz, amor y bondad para con toda persona. El Señor Jesús afirmó: “El Paráclito, el Espíritu Santo que el Padre enviará en mi nombre…….os lo enseñara todo!

A %d blogueros les gusta esto: