Editorial

Problema no solucionado

Editorial del Domingo 28 de Abril de 2019
Problema no solucionado
Desgraciadamente, la EEH en vez de ser solución para los problemas de la ENEE, más bien, no ha logrado cumplir sus obligaciones a cabalidad.
La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) se encuentra en crisis desde hace muchos años. De hecho, en la actualidad, es el obstáculo mayor para tratar de lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Y, constituye uno de los costos que más afectan la economía familiar de los hondureños.
Las deudas de operación acumuladas se estiman en 60.000 millones de Lempiras, que corresponden en su mayoría, a pérdidas del suministro eléctrico. Estas pérdidas se estima crecen a un promedio de 10.000 millones al año. A los proveedores de energía se les debe aproximadamente 7.000 millones de Lempiras y además, existe un déficit en flujo de caja de aproximadamente 11.000 millones de Lempiras
Desde el inicio del mes de abril, la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) estableció un aumento general de la tarifa eléctrica de 10%, para toda categoría de clientes de la Empresa-: residencial, industrial y comercial.
La razón esgrimida para decretar el aumento, son los incrementos en el precio de los combustibles que se han venido produciendo en los últimas semanas, entre los cuales está incluido el bunker que es utilizado para la producción de energía eléctrica. Lo cual no es una razón aceptable para los consumidores, puesto que el búnker no es la única forma de generar energía, sino que ahora existe producción de electricidad, por varias fuentes renovables.
Todos los consumidores, al unísono, liderados por los Empresarios han manifestado su desacuerdo en esta subida de precio, pues en el caso de los consumidores familiares se reduce su capacidad de compra de bienes y servicios, En el caso de las Empresas se reducen las utilidades, y pueden haber decisiones de reducir puestos de trabajo para evitar pérdidas en los negocios.
Otro aspecto negativo de la subida del precio de la energía eléctrica, es que servirá para encarecer algunos productos de la canasta básica familiar, aduciendo incrementos en las materias primas para producirlos.
Este aumento de precio, se suma al malestar que ya existía con la ENEE, por el contrato firmado con la firma colombiana EEH (Empresa Energía Honduras) según el cual esta
Empresa resolvería el problema de las pérdidas técnicas y no técnicas que se producen en las líneas de transmisión, de acuerdo a una escala que se mide por cada año de operación. Y además. Se encargaría del cobro del consumo mensual de energía de parte de los clientes.
Desgraciadamente, la EEH en vez de ser solución para los problemas de la ENEE, más bien, no ha logrado cumplir sus obligaciones a cabalidad aún no se ha podido tener la comprobación sobre reducción de pérdidas según lo acordado, para el segundo año. Y además, muchos de los ajustes aplicados a los clientes, fueron ejecutados al margen de la Ley, según pudo comprobar la ENEE, haciendo las devoluciones de 60 millones de Lempiras a unos 15.000 abonados.
El Gobierno de la República ha decidido, absorber el incremento en la tarifa eléctrica. mediante el otorgamiento de un bono para el 70% (1,259.000 familias) que resulten ser abonados de la ENEE, el cual será entregado en el lapso comprendido entre los meses de mayo a diciembre 2019.
El doctor Marlon Tabora, en su condición de jefe del Gabinete Económico está ocupado trabajando en realizar un plan de rescate de la Enee, con medidas precisas que hagan viable la recuperación de la Empresa, a la mayor brevedad posible. Es una tremenda amenaza para la economía hondureña, seguir soportando la carga financiera negativa de la ENEE. Es un problema que tiene que solucionarse para el bienestar de la nación.
El Señor Jesús advirtió: “Felices los pobres de espíritu….porque de ellos es el Reino de los Cielos”.

A %d blogueros les gusta esto: