San Pedro Sula

Las Misioneras Vicentinas dejan su corazón en Honduras

Cecodi SPS | http://www.suyapamedios.com
Ana López Castaño e Idoia Macazaga Portularrume, son Misioneras Seglares Vicentinas. Por muchos años sirvieron en la Diócesis de San Pedro Sula y específicamente en las comunidades de la Mosquitia hondureña. Hoy terminan su misión y regresan a su natal España. Ellas dejan un pedazo de su corazón en esta tierra llevándose un pedacito de sus corazones, para su país y dejando uno en Honduras.

Testimonio Ana López dijo que llegó a Honduras, directo a trabajar en la Mosquitia, en Barra Patuca Abajo, “a veces nos desplazábamos en las giras con los sacerdotes, se hacían todos los sacramentos que había que hacer, se acompañaba a la gente en las celebraciones, campaña infantil, llevando medicamentos para apoyar a los necesitados”. Idoia Macazaga Portularrume dijo que “son 20 años de servicio en la diócesis, en la pastoral el Buen Samaritano, el albergue de alcohólicos Federico Ozanam, Amigos para Siempre, el hogar de ancianos Margarita Nasseau, entre otros”.

A %d blogueros les gusta esto: