2019 Arquidiócesis Sin categoría

Cardenal Rodríguez: “Hay que cumplir el mandamiento de Jesús”.


“Este cirio está encendido en las exequias del resucitado”

El arzobispo de Tegucigalpa Óscar Andrés Cardenal Rodríguez Maradiaga, en la Vigilia Pascual desde la Catedral Metropolitana San Miguel Arcangel, en su homilía ha pedido que tenemos que anunciar el Resucitado no solo con palabras sino que también con hechos.

La celebración de nuestra pascua gloriosa

“Hoy hemos recibido la palabra de Dios de forma excepcional, es una palabra iluminadora que nos permitido vivir momentos en la historia de Dios”, ha dicho Cardenal Rodríguez mientras explicaba las cuatro partes en las que está compuesta la Vigilia Pascual.

Las partes a las que se refirió fue al lucernario, la liturgia, la bendición del agua y la consagración. De acuerdo al bautismo ha dicho que “el agua es indispensable para la vida. Todos renovaremos nuestras promesas bautismales de rechazar el mal.”

Por parte del banquete pascual expresó que “La sustancia nutritiva del alimento se transforma en nosotros mismo” y siguió que “no podemos entender una fiesta sin comida comunitaria, así nos lo expresa el señor en la Santa Eucaristía, nos habla de la unidad que quiere establecer entre uno de cada de nosotros y la unidad de los comensales que debe ir creciendo.”

¡Cristo ha resucitado! ¡Cristo está vivo!

Su Eminencia ha dicho que “Tenemos que anunciar esto a los once y a todos los miles que no lo conoce, darlo a conocer a la familia y a los que lo rodean y esto no solo con palabras sino también con hechos.”

“Por eso creemos firmemente que nosotros también resucitaremos y aunque la muerte de nuestros seres queridos nos duele hasta el alma no nos desespera”, con estas palabras citó al Papa Francisco.

El arzobispo de Tegucigalpa expresó que “en las dificultades aun en las más grandes confiamos en su amor y en su ayuda. Por eso nos esforzamos en cumplir sus mandamientos los unos con los otros, en el forastero, refugiado y migrante” dijo el Cardenal Rodríguez para que tengamos presentes a los hermanos que más sufren.