Iglesia

24 años de hacer lío en las periferias

Un día esperado por muchos jóvenes ya que  preparan todo su ánimo para vivir un momento para encontrarse con Cristo en la Jornada Juvenil de Ramos. Alistan su tenis y su ropa cómoda para peregrinar y comenzar con toda su energía la Semana Santa.

Historia

Esta actividad se remonta al mes de abril de 1995, en los predios donde se encuentra el Cristo de El Picacho, donde participaron alrededor de mil jóvenes, mencionó el padre Tony Salinas, quien fungía como asesor de la Pastoral Juvenil en ese entonces.

Desde entonces se realizan el sábado anterior al domingo de ramos, por el servicio que muchos jóvenes deben prestar en sus parroquias. Su Eminencia Cardenal Óscar Andrés Rodríguez propuso y se avaló esta iniciativa, detalló el presbítero.

Este tipo de actividad exhorta a la juventud a ser actores protagonistas y no simples espectadores de la Semana Mayor, a su vez “que comprendan el signo de la palma, signo auténtico de Jesucristo luz verdadera” dijo el padre Tony, párroco de la comunidad de Ojojona.

Cada año la inspiración en la temática de las Jornadas de Ramos, es en los mensajes que los sumos pontífices tienen para compartir con la feligresía. En esta ocasión la Jornada Juvenil de Ramos lleva por nombre “Héroes de la Creación”, basada en la encíclica “Laudato Sí” del Papa Francisco, publicada el 18 de junio de 2015.

Actualidad

“Este año llamamos a todos a ser héroes para unirse a la causa de cuidar la casa común y salvar la creación de Dios”, dijo Juan Pablo Motiño, Administrador General de la Pastoral Juvenil. 

Ojojona, es parte de la Arquidiócesis al ser uno de los decanatos y esta visita es organizada por el asesor actual, el padre José Antonio Chavarría y la Comisión Arquidiocesana, quienes propusieron este lugar como sede para el evento que este año esperan recibir 4 mil jóvenes, explicó Motiño.

Para llegar al colonial municipio la juventud de la Arquidiócesis tomará el kilómetro 13, precisamente en el desvío hacia la Aldea el Horno, luego deben recorrer alrededor de 11 kilómetros y medio a pie, para demostrar que los jóvenes hacen lío.

Opiniones


Diana Morales – Salesiana

Es una experiencia única como joven que nos lleva a un encuentro con Cristo, Dios nos ha enseñado que el caminar junto a él y seguirlo es la mejor opción que tenemos. En esta ocasión la Jornada de Ramos nos invita a caminar mucho e ir a las periferias, algo que el Papa ya nos pedía, y decirle a los jóvenes que este planeta sufre, lo estamos dañando, los problemas ambientales que estamos teniendo en nuestra capital, la quema de árboles, el humo que hay y nosotros vamos por eso, ser héroes de la creación y defender cada una de las cosas que ha hecho Dios.

Andrea García – Miembro Pastoral Juvenil

Como jóvenes es bastante importante asistir a la jornada de ramos puesto que le estamos abriendo el camino a Jesús que está entrando a Jerusalén, aclamándolo con las palmas.  Se siente bastante la alegría al escuchar a tantos muchachos que a una sola voz gritan ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! Y a la vez es algo especial en el sentido que con los signos nos permiten prepararnos cada vez más para la semana mayor, personalmente me llena de satisfacción al ver que la juventud quiere preparar su alma para la semana santa.

Edgar Vargas – Miembro Equipo PJ.

Una Jornada Juvenil de Ramos, para mí es algo que debe vivir cualquier joven católico o no, porque es un reencuentro con Jesús, y a pesar de lo largo del camino, el sol o incluso la lluvia, es algo que no se siente.  El joven tiene la energía para cantar, gritar y saltar durante todo el recorrido. Esta actividad nos invita a un accionar, no es lo mismo estar sentado y hablar lo que es una jornada a pasar a la vivencia de una, son cosas totalmente diferente porque lo que se vive ahí es una experiencia personal diferente cada vez.