2019 Actualidad Break Familia Iglesia

Jesús lavó los pies de sus discípulos

En la celebración de la Cena del Señor, aparte de que Jesús instituyó la Eucaristía, también realizó otro acto de amor y de humildad, al lavar los pies de sus discípulos, con este gesto Cristo nos invita a que nos amemos los unos a los otros,  como Él nos ha amado.

En la sencillez de nuestro diario vivir, también podemos lavar los pies de aquellos hermanos que están cansados de tanto caminar en la tristeza, en la enfermedad, en el desempleo, en el abandono y en tantas situaciones difíciles que el ser humano enfrenta, podemos ser esa mano amiga que no solo lava los pies, sino que también les ayuda a cargar la cruz y tenderle nuestro corazón.

LAVADO 2En el lavatorio de los pies contemplamos la manifestación del amor trinitario en Jesús que se humilla, que se pone al alcance y a disposición de todo hombre, revelándonos así que Dios es humilde y manifiesto su omnipotencia y su suprema libertad en la aparente debilidad.

Hoy más que nunca, Jesús pide que lo imitemos para que a través de los servicios humildes de amor a los hermanos podamos transformar el mundo y ofrecerlo al Padre en unión con su ofrenda en la Cruz.