Editorial

Responsabilidad de todos

Editorial del Domingo 7 de Abril de 2019
Responsabilidad de todos
Los principios éticos y morales son los fundamentos últimos y los que ordenan la vida social.
En Honduras se está gestando una conciencia ambiental, impulsada por las dificultades que soportan las comunidades, debido al cambio climático. Así como por la influencia del Papa Francisco, quien con su encíclica “Laudato Si” ha fortalecido la convicción de que todos los hombres, no son dueños absolutos de la Creación, sino que todos son responsables del cuidado de la “casa común” que es la tierra.
Ninguna persona está llamada a vivir en aislamiento. Los principios que deben regir una sana convivencia humana, enlazan la verdad de la sociedad, mediante la cual se interpela toda conciencia y la induce a una libre interacción con sus congéneres, en plena corresponsabilidad con todos y buscando vivir en una armónica relación.
Los principios éticos y morales son los fundamentos últimos y los que ordenan la vida social. Y los mismos sirven para regir el actuar personal de cada individuo, como primeros sujetos responsables de la vida comunitaria, pero estos principios deben ser incluidos en las distintas instituciones, públicas y privadas, definidas en la Constitución de la República Leyes, normas de costumbres y además en estructuras civiles, otro aspecto de la vida comunitaria es que se accede a la verdad colaborando con los demás. Así toda convicción arraigada, proporciona seguridad de conocer la verdad.
Por eso, toda comunidad humana, debe sentir que es responsable del buen manejo y de una adecuada eliminación de los desechos sólidos producidos, o sea la basura, pues son elementos que crean grandes problemas ambientales y de salud, en toda la población. El manejo correcto de la basura es responsabilidad de las autoridades ambientales, de las municipalidades y de todos los que integran la comunidad. Nadie puede llegar a ser indiferente a la existencia de acumulaciones de basura, en la zona en donde habita, para garantizar el bienestar propio y de los miembros de su familia. Toda persona tiene una responsabilidad indeclinable de salvaguardar y mejorar el medio ambiente.
Toca pues a los hondureños respaldar las campañas “Honduras Brillante” en la cual diversas municipalidades han decidido, con la cooperación de los vecinos y escolares, dedicar tiempo y esfuerzo para limpiar calles, cunetas y aceras, con cierta regularidad y de esa manera poder controlar, con especial interés, los posibles criaderos del Aedes Aegipty, que amenaza nuevamente a Honduras con las epidemias del Dengue, Zica y Chicungunya, que tanto afectan la vida familiar, ya sea por muerte o ausentismo laboral. El Distrito Central es la zona que mayor cantidad de basura produce: 840 toneladas de desechos sólidos. Mucha de la cual es basura orgánica o sean residuos de comidas, frutas, semillas, huesos etc. que puede ser aprovechada para la fabricación de abono orgánico, para el cual existe mercado.
Una gran iniciativa ha sido la creación por el Ministerio del Ambiente, de las “Escuelas Amigables con el Ambiente” donde se brinda formación especial para clasificar, utilizar y vender los desechos sólidos, acumulables en calles, alcantarillas, ríos etc. Así como hacer a los alumnos responsables del orden y la limpieza en los centros educativos. En estas escuelas se aprenden las tres “Erres” para el tratamiento de la basura:1)Reducir o sea disminuir las actividades que tienen alto impacto ambiental 2)Reutilizar se eligen los residuos que puedan ser re-usados de una nueva forma y 3)Reciclar transformar los materiales, encontrados en los desechos sólidos, y darles un nuevo uso productivo. Para evitar la contaminación del ambiente no se deben quemar la basura y llantas. Y lo más inconsciente, resulta ser la quema de solares baldíos o bosques, por la humareda que producen, y que daña la salud de las vías respiratorias, especialmente en niños y en ancianos. Además, la rápida propagación del fuego, puede ocasionar que el incendio se extienda, y ocasione la quema de viviendas o pérdidas de vidas humanas. El Señor Jesús se expresó así : “Brille su luz delante de los hombres para que al ver sus buenas obras…..glorifiquen a su Padre que está en los cielos”.

A %d blogueros les gusta esto: