Actualidad

“Cabecillas” del crimen organizado son trasladados en helicópteros por su alto grado de peligrosidad.

Un total de doce privados de libertad se trasladaron, hoy en las primeras horas de la mañana, desde las celdas de la Penitenciaria Nacional de Támara (PNT) hacia el centro penal La Tolva, en Moroceli, El Paraíso, que por su alto riesgo y peligro que representan fueron movidos por helicópteros de la Fuerza Aérea.
Los reos eran los más temidos por el resto de la población carcelaria de ese centro, debido a que mantenían un control contra todos sus compañeros, debido a su historial criminal y los puestos jerárquicos que tienen dentro del crimen organizado.

Un total de 12 privados de libertad se movieron bajo fuertes medidas de seguridad.

Los trasladados al centro penal “ El Pozo II”son: Ramón Cálix, Lucio Rivera, Wilmer Escoto, Alexander Mendoza, Jairo Orellana Recinos, Jorge Velásquez Paz, Víctor Manuel Fúnez, Rafael Méndez, Aral Josep Cárcamo, Carlos Miranda, Ángel Ramírez y Raúl Martínez.

En el caso de Ángel Ramírez y Raúl Martínez eran los encargados de brindarle seguridad personal a su compañero de modulo Lucio Rivera y encargados de ordenar asesinatos y extorsión a dueños de transporte urbano y a locales comerciales.

Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), informaron que este traslado obedece al cumplimiento de la Ley del Sistema Penitenciario, que indica que las personas privadas de libertad de alta peligrosidad deben permanecer en cárceles de máxima seguridad para mantener el orden y control en los centros penitenciarios

Todos están sentenciados por formar parte de maras y pandillas, ordenar asesinatos y extorsión, y traficar armas y drogas.

La operación fue realizada por la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) y la Fuerza Nacional de Control de Centros Penitenciarios (FNCCP) y miembros del escuadrón élite policial Tropa de Inteligencia y Grupo de Respuesta “Tigres”.