2019 Arquidiócesis Break Sin categoría

¿Se debe rezar la XV estación en el Vía Crucis?

La práctica piadosa y penitencial del camino de la Cruz en el Santo Vía Crucis, es un momento en el que la feligresía contempla los diferentes pasos de Jesús, en algunas versiones desde su agonía en el huerto de los olivos, en otros desde su condenación a manos de Poncio Pilato, hasta llegar a su crucifixión, muerte y sepultura.

IMG_0336

Historia
Vía Crucis» en latín o «Camino de la Cruz» . También se le llama Estaciones de la Cruz y Vía Dolorosa. Se trata de un camino de oración que busca adentrarnos en la meditación de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo en su camino al Calvario. El camino se representa con una serie de imágenes de la Pasión o «Estaciones» correspondientes a incidentes particulares que Jesús sufrió por nuestra salvación.

Las imágenes pueden ser pinturas o esculturas. Algunas representaciones son grandes obras de arte inspiradas por Dios para suscitar mayor comprensión del amor de Jesucristo y movernos a la conversión. Entre éstas se destacan las de la catedral de Antwerp en Bélgica y las del Santuario de Lourdes en Francia.

Las estaciones generalmente se colocan en intervalos en las paredes de la iglesia o en lugares reservados para la oración. Los santuarios, casas de retiros y otros lugares de oración suelen tener estaciones de la cruz en un terreno cercano. En los monasterios generalmente se encuentran en el claustro.

La erección y uso de las Estaciones se generalizaron al final del siglo XVII. Al principio el número de Estaciones variaba pero se estandarizó en las catorce arriba mencionadas.

IMG_0496

La finalidad de las Estaciones es ayudarnos a unirnos a Nuestro Señor haciendo una peregrinación espiritual a la Tierra Santa, a los momentos mas señalados de su Pasión y muerte redentora. Pasamos de Estación en Estación meditando ciertas oraciones. Varios santos, entre ellos San Alfonso Ligorio, Doctor de la Iglesia, han escrito meditaciones para cada estación. También podemos añadir las nuestras. Es tradición, cuando las Estaciones se hacen en público, cantar una estrofa del «Stabat Mater» mientras se pasa de una estación a la otra.

La costumbre de rezar las Estaciones de la Cruz posiblemente comenzó en Jerusalén. Ciertos lugares de La Vía Dolorosa (aunque no se llamó así antes del siglo XVI), fueron reverentemente marcados desde los primeros siglos. Hacer allí las Estaciones de la Cruz se convirtió en la meta de muchos peregrinos desde la época del emperador Constantino (Siglo IV).

La XV Estación
En algunas parroquias se suele rezar la XV Estación que se refiere a la resurrección del Señor, pero en la gran mayoría de Vía Crucis de las grandes ciudades del catolicísmo llega hasta la que habla de la sepultura, incluidos aquellos que son presididos por el Papa Francisco en el Viernes Santo o como parte de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Queda evidenciado que solamente se deben rezar 14 estaciones referidas a la pasión y muerte, dejando espacio para que el Vía Lucis tome las riendas sobre la victoria de Cristo.

IMG_0705

Uno de los Vía Crucis más completos y que es rezado en muchos lugares del mundo, es el que meditó San Alfonso María de Ligorio y en él aparecen 14 estaciones; también en las meditaciones de San Juan Pablo II para el año santo 2000, llega hasta la estación cuando Jesús es sepultado.

El Padre Juan Ángel López, portavoz de la Conferencia Episcopal de Honduras al consultarle si se reza o no, respondió »normalmente se recomienda que no». Con esto vendrán los diferentes puntos de vista acerca de si se hace la XV estación, pero según las investigaciones realizadas en FIDES Digital, deberemos quedarnos hasta la 14.

A %d blogueros les gusta esto: