2019 Break En el Mundo Iglesia

El primer “Antes de todo” del pontificado de Francisco

El 13 de marzo del 2013, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio fue electo como el 266 Papa de la Iglesia Católica y su primer- antes de todo- fue “Quisiera rezar por nuestro obispo emérito, Benedicto XVI. Recemos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo custodie”, dijo el Papa Francisco desde el denominado Balcón de las bendiciones. Luego de un sonoro aplauso de bienvenida y alegría por el nuevo sucesor de Pedro, los millones de peregrinos presentes frente a la Basílica Vaticana; protagonizaron un solemne silencio para escuchar,-por primera vez-; a Su Santidad Francisco.

A continuación sus primeras palabras pontificias.

“Hermanos y hermanas, buenas tardes.

Como sabéis, el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo…Os agradezco la acogida. La comunidad diocesana de Roma tiene su Obispo: gracias. Antes de todo, quisiera rezar por nuestro obispo emérito, Benedicto XVI. Recemos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo custodie. (En ese momento el papa recitó junto a los fieles presentes en la plaza de san Pedro el padrenuestro, el Ave María y el Gloria al Padre)

Y ahora, comenzamos este camino: obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma, que es la que preside en la caridad todas las iglesias. Un camino de hermandad, de amor, de confianza entre nosotros. Pidamos siempre por nosotros: los unos por los otros. Recemos por todo el mundo, para que haya una gran hermandad. Os deseo que este camino de Iglesia, que hoy comenzamos y en el que me ayudará mi cardenal vicario, aquí presente, sea fructífero para la evangelización de esta ciudad, tan bella.
Y ahora quisiera dar la bendición, pero antes os pido un favor: antes que el obispo bendiga al pueblo os pido que pidáis al Señor para que me bendiga. La plegaria del pueblo pidiendo la bendición para su obispo. Hagámoslo en silencio.

(En ese momento el papa se inclinó hacia el pueblo, quienes por un breve instante elevaron sus plegarias por su nuevo pastor)

Ahora os daré la bendición, a vosotros y a todo el mundo, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

(Impartió la bendición)

Hermanos y hermanas, os dejo. Muchas gracias por la acogida. Rezar por mi. Hasta pronto. Nos vemos pronto: mañana quiero ir a rezar a la Virgen, para que custodie a toda Roma.

Buenas noches y buen descanso”.

También puede consultar la homilia del inicio del pontificado del Papa Francisco.

Homilia inicio del pontificado del Papa Francisco