1PageFlipFides 2019 Arquidiócesis Break Choluteca Comayagua Danli Danli Diócesis Juticalpa La Ceiba San Pedro Sula Santa Rosa de Copán Trujillo Yoro

¿Cómo debe ser el ayuno y la abstinencia en Cuaresma?

Hemos iniciado el tiempo litúrgico de la Cuaresma y una de las prácticas recomendadas para prepararse rumbo la Pascua es el ayuno y la abstinencia. Es importante mencionar que la medida de todo, siempre es el amor. Es el principal motivo que debe mover a una persona a practicar estos ejercicios ascéticos.

Pero, por qué se debe ayunar y tener abstinencia, qué nos dice la Iglesia al respecto.El Código de Derecho Canónico en el numeral 1249 afirma que “Todos los fieles, cada uno a su modo, están obligados por ley divina a hacer penitencia; sin embargo, para que todos se unan en alguna práctica común de penitencia, se han fijado unos días penitenciales, en los que se dediquen los fieles de manera especial a la oración, realicen obras de piedad y de caridad y se nieguen a sí mismos, cumpliendo con mayor fidelidad sus propias obligaciones y, sobre todo, observando el ayuno y la abstinencia, a tenor de los cánones que siguen”.

Estas tres prácticas suelen ir juntas y algunos teólogos, afirman que fortalecen el espíritu, sólo si se cumplen las tres. Un ayuno sin oración y limosna, se vuelve una mera dieta, la oración sin la penitencia y la limosna corre el peligro de volver la relación con Dios muy intimista, porque te hace olvidar al prójimo. La limosna sin ayuno y oración, se vuelve asistencialismo.

El Catecismo de la Iglesia Católica indica en el numeral 1438 que “los tiempos y los días de penitencia a lo largo del año litúrgico (el tiempo de Cuaresma, cada viernes en memoria de la muerte del Señor) son momentos fuertes de la práctica penitencial de la Iglesia. Estos tiempos son particularmente apropiados para los ejercicios espirituales, las liturgias penitenciales, las peregrinaciones como signo de penitencia, las privaciones voluntarias como el ayuno y la limosna, la comunicación cristiana de bienes (obras caritativas y misioneras)”.

Ante la pregunta ¿Cuándo son los días de penitencia? el Código de Derecho Canónico señala en el numeral 1250 que “En la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma”. Siguiendo radicalmente el siguiente numeral, expresa que “Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo”.

Esta normativa, señala que no se debe comer carne y no expresa qué tipo de carne debe ser. Muchos este día, “cambian” la carne roja por algún marisco o carne blanca, pero se alejan del sentido de privarse ese día de un alimento. En Honduras, señalaba en cierta ocasión el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, que muchos viven un ayuno y una abstinencia permanente por los elevados costos de las carnes, de todo tipo. Es recomendable hacer el ejercicio penitencial bien y no engañarse uno mismo, porque de nada me serviría, cambiar una carne por otra, si no cambia mi vida.

El numeral 1252 indica que ” La ley de la abstinencia obliga a los que han cumplido catorce años; la del ayuno, a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años. Cuiden sin embargo los pastores de almas y los padres de que también se formen en un auténtico espíritu de penitencia quienes, por no haber alcanzado la edad, no están obligados al ayuno o a la abstinencia”.

El numeral 1253 indica que “La Conferencia Episcopal puede determinar con más detalle el modo de observar el ayuno y la abstinencia, así como sustituirlos en todo o en parte por otras formas de penitencia, sobre todo por obras de caridad y prácticas de piedad”.

En Honduras, la Conferencia Episcopal, señala mediante decreto general en el artículo 21 que “los días de abstinencia de carne serán los miércoles de ceniza y todos los viernes de la Cuaresma, (Viernes Santo inclusive). 

En los otros viernes del año, se puede suplir la abstinencia tradicional de carne, por la abstinencia de aquellos alimentos que para cada uno signifique especial agrado, sea por la materia o por el modo de su confección” también sugiere que se puede suplir por “una especial obra de caridad, una especial obra de piedad u otro significativo sacrificio voluntario”. La norma no señala que se pueda cambiar la abstinencia en Cuaresma, sino que señala este cambio, para “los otros viernes del año”.

Hay diferentes maneras de hacer ayuno. Hay algunas personas que indican que sólo se debe comer pan y beber agua en los tres tiempos de comida, otras personas indican que no se debe comer nada. Algunos recomiendan hacer una sola comida fuerte al día, pero no se prohíbe tomar algo en la mañana o en la noche. No se deben comer bocadillos y tanto lo que se coma en la mañana o en la noche, juntas no tienen que igualar un tiempo de comida. Están exentos de ayunar los menores de 18 años, los mayores de 60, los que padecen alguna enfermedad de base como la diabetes y las mujeres embarazadas.