1PageFlipFides 2019 Arquidiócesis Break En América En el Mundo Iglesia

El Padre Alexis Zúniga: Un sacerdote que rescata a los jóvenes de la violencia


Es el encargado de la Cuasi parroquia Santísima Trinidad de la Colonia Nueva Capital

PRINCIPAL PADRE ALEXISPara algunos es un loco, un aventurero y que busca la muerte, no comparten la idea de dejarlo todo, para desgastar su vida en las periferias de una de las ciudades má


s violentas del mundo y allí, dar esperanza a los jóvenes que están inmersos en las pandillas. Hablamos del padre Alexis Zúniga, un misionero trinitario que, movido por su fe, busca dar esperanza a jóvenes atrapados en la violencia.

Valentía En esta aventura, hay riesgos, pero como el bien añade, “yo no vine por valiente, vine aquí por fe”. Junto a un equipo misionero multifacético, promueven la evangelización en toda esta zona. Los frutos de este trabajo es la creación de la cuasi parroquia que se formó en el vecindario después que él comenzó con su ministerio de jóvenes en prevención de pandillas. Actualmente atiende 18 colonias, en las cuales residen aproximadamente unas 60 mil personas.

Conozca al Padre Alexis Zúniga S.T.

Originario de Comayagüela, tiene cinco hermanos. Estudio en la Escuela Lempira y el Instituto Técnico Luis Bográn. Cursó la carrera de Trabajo Social. A los 26 años ingresa a los Siervos Misioneros de la Santísima Trinidad. Es ordenado diácono en Costa Rica y sacerdote en Honduras. Trabajo con migrantes en Estados Unidos y ahora dedica su vida a la prevención de la violencia. Desde el 2012 trabaja en la Nueva Capital y es cuasi párroco allí y encargado del Decanato San Pedro Apóstol.

LATERAL ABAJOVocación Es nativo de Comayagüela, y desde pequeño, recorría los barrios históricos de esta ciudad, “Atravesaba a pie, desde la Soto, el Chiverito, el Centavo a los seis años” dijo. El acercamiento a Dios es paulatino y tiene mucho que ver, las enseñanzas de su madre, “una mujer de Rosario diario y Misa semanal”. Empieza a sentir el llamado de Dios y gracias a este Semanario, encuentra el camino que debe seguir, “conocí de los Siervos Misioneros de la Santísima Trinidad, gracias al Semanario Fides, ya que el Padre Carlos Gordon, que era el encargado de la promoción vocacional en América Central publicaba la invitación a través del periódico y como yo compraba semanalmente el Fides, miré el aviso y en su momento sentí que allí tenía que ir”.

Misión A los 26 años, sale del país, para iniciar su recorrido misionero. Realizó sus estudios en Costa Rica y México, hizo su año pastoral trabajando con migrantes en New Jersey. Tras ser ordenado sacerdote, trabajo en Costa Rica y Estados Unidos en diferentes parroquias. Después de muchos años de misión, experimentó otro llamado, una vocación dentro de una vocación, el trabajar con jóvenes en pandillas.

“Estas periferias, exigen fe y riesgo, yo no vine aquí por valiente, yo fui un niño miedoso, no sabía pelear, yo no vine aquí por valiente, vine aquí por fe”

Alexis Zúniga, sacerdote

LATERAL ARRIBAJuventud Este llamado fue una sorpresa para su vida, según afirma “yo no tenía mucha proyección con los jóvenes, siempre les he querido, pero hay sacerdotes más alegres, más cercanos, que animan a los jóvenes” y ahora Dios le pedía trabajar con ellos.  Lo que no es sorpresivo, es la violencia en la que vive inmersa mucha juventud. “Me conmovía la realidad de que niños eran capaces de usar un arma y quitarle la vida a un ser humano” indica y es que esto, lo vivió en carne propia, porque su hermano murió a causa de las pandillas.