Familia

Ever Velásquez: “Sólo me daban uno por cierto de vida pero Dios tenía otros planes”

25 de abril de 2018, una cuadrilla de bomberos se desplazó a luchar contra un incendio forestal en el sector conocido como la Montañita, en donde el saldo fue cuatro miembros con graves quemaduras y tres de ellos perdie ron la vida, un sobreviviente de ese día regresó a tierras hondureñas.

 “Fue un día bastante duro haber vivido ese accidente” y ha sido algo que me ha dejado marcado de por vida porque es algo que no olvido. Siempre cada momento que estoy solo los recuerdos son inevitables” dijo Ever.

Conversión

“En mi caso los médicos solo me daban el uno por ciento de vida, cuando yo tenía tan solo una semana de estar en México y Dios tenía la última palabra y al final ese uno por ciento se convirtió en un cien por ciento”. “Es ahí donde uno ve manifestado el amor de Dios y las maravillas que puede hacer”, expresó Velásquez

El cabo menciona que estar en estas circunstancias no ha sido fácil: “Yo le he digo a las personas que el dolor de estar quemado de pies a cabeza es incomparable pero Dios me ha ayudado a soportarlo, he pasado muchos procesos quirúrgicos y en todos salí muy bien, estoy seguro que ha estado allí a mi lado”.

El miembro del cuerpo de bomberos ha sido sometido a alrededor de 20 a 25 cirugías, procedimientos de injertos de piel y cirugía en la parte de la cara, se espera que para este mes de marzo pueda regresar nuevamente a México para culminar el tratamiento en el rostro.

Velásquez, amplía que el proceso ha sido bastante duro tanto físico como psicológico, el volverse a ver en el espejo, al ver la nueva apariencia con la que quedó a raíz del accidente pero que a la vez ha visto la mano de Dios como se ha manifestado en todo este proceso.

Ahora considera que está en otra etapa de su vida  lo ve como una nueva oportunidad que Dios le ha brindado y su propósito es poder ayudar a las demás personas, sin importar la condición, enfermedad o problemática, “Dios tiene la última palabra”, detalló el socorrista.

“Mi propósito es poder ayudar a las demás personas, sin importar la condición, enfermedad o problemática” Ever Velásquez.

Ilusión

Su deseo es volver a servir como “apaga fuegos” para lo cual se formó: “Es mi misión y no voy a estar tranquilo hasta que no lo vuelva a hacer, es un reto que yo mismo me he puesto el volver a enfrentar un incendio forestal, es para lo que siempre soñé y siempre está en mí el deseo de ayudar”. Pero por ahora esto no ha sido posible, él nos comentó que, solicitó permiso para combatir un siniestro, suscitado en Celaque, pero sus compañeros no lo dejaron ir.

Actualmente Ever se encuentra en la Escuela Nacional de Bomberos,  realiza la tarea de  coordinar  cursos en la ciudad capital y encargado de llevar todo el proceso administrativo, velar que los cursos programados para el año se puedan ejecutar, él es todo un ejemplo para sus compañeros, de los cuales recibe siempre el respeto y apoyo.

A %d blogueros les gusta esto: