2019 Arquidiócesis Break Sin categoría

¿De dónde provienen las cenizas con que nos signarán el miércoles?

A las puertas de una nueva Cuaresma, la Iglesia Católica invita a todos los fieles que emprenderán este retiro espiritual, a ser constantes en la oración, practicar el ayuno y la ofrenda y desear fervorosamente una conversión verdadera. Para todos estos requerimientos, se proponen diversas prácticas y signos que orientan de buena manera como es la vida cristiana, sus dificultades y también sus alcances, es por ello que las cenizas del miércoles son un signo visible de la fragilidad del ser humano ante la muerte, el pecado y las tentaciones, además de hacernos recordar que de el polvo hemos nacido. La ceniza que nos colocarán en la frente o coronilla, ayudará también para afianzar un llamado al cambio de vida, de actitudes, dejando atrás todo aquello que aleja de Dios.

PAPA FRANCISCO CENIZA.jpg

¿De dónde provienen las cenizas?

Gracias a la guía e instrucción del Misal Romano, las palmas que sirvieron para el Domingo de Ramos del año anterior, son quemadas para así obtener el producto: las cenizas. Además, la ceniza se mezcla con agua bendita o aceite de crisma para crear una pasta un poco más espesa y menos líquida. En otras partes del mundo sobre todo donde se coloca la ceniza en la coronilla y no en la frente, se suele utilizar casi íntegras las cenizas obtenidas de la quema de los ramos de olivo.

Si bien el significado de las cenizas no es de carácter bendicional y sacramental, es un signo externo que mueve a la conversión, a despojarse del viejo hombre y revestirse de uno nuevo. La imposición de la ceniza viene a ser también, una reafirmación de la fe cristiana ya que expone la condición pecadora que cada uno lleva.

FQ3A4488

Origen

El Miércoles de Ceniza está muy unido con la penitencia, que se expresaba entre los hebreos cubriéndose la cabeza de ceniza y vistiéndose de aquel áspero paño llamado cilicio. En la Bilia, Judit, antes de emprender la ardua empresa de liberar Betulia, “entró en su oratorio y, vestida con el cilicio, cubrió de cenizas su  cabeza y, postrándose  delante  de  Dios, oró” (Jud 9, 1). Jesús mismo, deplorando la impenitencia de las ciudades de Corozaín y de Betsaida, dice que merecerán el mismo fin que Tiro y Sidón, si no hacen penitencia con ceniza y cilicio (Mt 11, 21).

El Antiguo testamento parecía ampararse en las cenizas para la purificación ante los actos impuros que se cometían. A diferencia de nuestros tiempos donde se signa o se derrama »un poco», el AT muestra como el denominado pecador se adentraba en una montaña de ceniza al ser cubierto por las mismas, a esto se le acompañaba con un traje de sayal quedando en evidencia su mal proceder.

DSC_0932

Y la Iglesia, cuando en los siglos V y VI organizó la “penitencia pública”, escogió la ceniza y el saco para señalar el castigo de aquellos que habían cometido pecados graves y notorios. El período de esa penitencia canónica comenzaba precisamente en este día y duraba hasta el Jueves Santo. En la Roma del siglo VII, los penitentes se presentaban a los presbíteros, hacían la confesión de sus culpas y, si era del  caso,  recibían un vestido de cilicio impregnado de ceniza, quedando excluidos de la iglesia, con la prescripción de retirarse a alguna abadía para cumplir la penitencia impuesta en aquella Cuaresma.

DSC_0898

En otras partes, los penitentes  públicos  cumplían su pena privadamente, es decir, en su propia casa. Era general la costumbre de comenzar la Cuaresma con la confesión, no sólo para purificar el alma, sino también para recibir más frecuentemente la Comunión. El primer formulario de bendición de cenizas data del siglo XI. El rito de imponer cenizas sobre la cabeza de los penitentes, gesto de gran carga simbólica, se extendió rápidamente por Europa.

La tradición de comenzar el gran retiro cuaresmal con el signo de las cenizas, es algo que sucederá en todo el mundo, por lo que el catolicísmo y las iglesias antiguas en comunión, vivirán un momento con mucha historia pero que se actualiza en cada Cuaresma.

 

A %d blogueros les gusta esto: