Familia Sin categoría

5 consejos para que los jóvenes quieran y defiendan la vida familiar.

En el libro de Génesis 2:24, no recuerda que Dios también instruyó a Adán y a Eva para que se uniesen físicamente y viviesen juntos, convirtiéndose en uno solo: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”.

Apegado a este fragmento de las Sagradas Escrituras  es saber que la actualidad está muy deteriorado el concepto de familia por lo que nuestros hijos y, sobre todo, los jóvenes ya no quieren participar en la vida familiar y, por supuesto, tampoco quieren formar sus propias familias.

Y es deber de la sociedad misma transmitirle con testimonio, que la familia es la célula básica de la sociedad y que es necesario defenderla a toda costa, es por ello hoy le damos cinco consejos para que los jóvenes quieran y defiendan la vida familiar.

  1. Que comprendan la importancia de la familiacomunicacion-en-la-familia-de-diversion

A pesar de lo que la sociedad nos marca o nos invita a pensar, debemos compartir con nuestros hijos y con los jóvenes en general, la importancia de la vida familiar. La familia es la célula básica de la sociedad y si es atacada, estamos deteriorando a la sociedad misma.  Muchas veces se cae en el error por la ignorancia, pero si nosotros les damos los conceptos claros a nuestros hijos, será más difícil que les puedan cambiar sus principios.

  1. Que la vida familiar sea atractiva para ellos5ac2b13f77463

Si la realidad en su entorno familiar son gritos, pleitos y peleas, seguro que no será atractivo para los jóvenes, pero si lo que se vive es un ambiente lleno de alegría, compañerismo y amor, seguro que ellos mismos querrán formar su propia familia. Para esto es necesario tomar en cuenta las actividades y gustos de cada miembro de la familia y tratar de empatarlos para lograr una sana convivencia familiar.

  1. Que vean coherencia en la familia.

Es importante que los jóvenes vean coherencia de parte nuestra. Así que debemos pensar muy bien lo que decimos y lo que hacemos ya que nuestros hijos nos observan en todo momento. Y los jóvenes también necesitan de nuestro testimonio viendo que hacemos lo que decimos y lo que pensamos.

  1. Que tengan un entorno familiar sano y rodeado de otras familias.family_Dinner

Es necesario que formemos un cerco de familiaridad en torno a nuestra familia ya que así es más fácil que se logre desarrollar la vida familiar en un ambiente sano. Además, si nos rodeamos de familias afines a la nuestra, es más fácil que se formen nuevas familias con nuestros principios y valores.

  1. Que nuestro testimonio les invite a formar su propia familia.

Si nuestros hijos ven que aún se puede vivir en familia, que papá y mamá se aman y se respetan; que se tiene problemas y diferencias pero que se solucionan dialogando; que se busca siempre el bien del otro antes que el propio; entonces verán que es posible vivir en familia en medio de la sociedad tan revuelta que nos ha tocado vivir.

A %d blogueros les gusta esto: