2019 Actualidad Sin categoría

ENTREGA DEL PLAN NACIONAL DE ADAPTACIÓN

Tegucigalpa, 14 de febrero/2019. Con el objetivo de orientar acciones de adaptación enfocadas a la integración de estrategias de desarrollo sostenible para reducir los impactos adversos del cambio y variabilidad climática hoy se entregó a los diferentes sectores sociales y productivos del país El Plan Nacional de Adaptación (PNA) que busca generar capacidades institucionales para la gestión del conocimiento en materia de adaptación al cambio climático.

WhatsApp Image 2019-02-14 at 12.48.49 PM
El PNA, es un proceso de planificación estratégica que lidera la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+), a través de la Dirección Nacional de Cambio Climático (DNCC), con la participación de diversos sectores sociales del país, el apoyo técnico y financiero del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Asociación de Organismos No Gubernamentales (ASONOG), la Fundación Ayuda en Acción y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

WhatsApp Image 2019-02-14 at 12.48.51 PM.jpeg
Así mismo, promover acciones y medidas de adaptación que contribuyan al cumplimiento de la progresividad y universalidad de los derechos humanos, la participación efectiva de las comunidades, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las políticas nacionales para un desarrollo bajo en carbono y resiliente.
Por esa ruta, se busca promover la protección, buen manejo y restauración de los ecosistemas como eje fundamental para la adaptación de las comunidades urbanas y rurales, así como la consecución de cobeneficios ambientales y socioeconómicos. Promover la transferencia y la apropiación de tecnologías de adaptación, considerando las sinergias con mitigación al cambio climático.

WhatsApp Image 2019-02-14 at 12.49.00 PM

A nivel global, el cambio climático ha provocado cambios significativos en los patrones actuales del clima, causando numerosos impactos sobre los ecosistemas mundiales, las poblaciones y sus medios de vida, siendo especialmente notables en los países más pobres y subdesarrollados, especialmente Honduras que es considerado uno de los países más vulnerables del Mundo.
La ocurrencia del fenómeno “El Niño” ha dejado grandes pérdidas en cultivos y disminución de caudales de fuentes de agua, especialmente durante los «Niños» fuertes de los años 1982-1983, 1997-1998 y 2015-2016, además de aumentar el número de incendios forestales, enfermedades propagadas por vectores, plagas forestales y agrícolas, así como grandes hambrunas e inseguridad alimentaria.

A %d blogueros les gusta esto: