2019 Break En el Mundo Iglesia

Entérate cómo es que se asigna un día concreto a los santos

Al inicio del cristianismo, para venerar la memoria de los mártires- y específicamente en el aniversario de su martirio- se celebraba la eucaristía sobre su sepultura; pues eran considerados de un modo público como santos. Lo llamaban dies natalis, significa el día del nacimiento, pero en realidad su nacimiento a la vida eterna, a la gloria de Dios. De aquí que aún en la actualidad el dies natalis –el aniversario del fallecimiento- sigue siendo el criterio principal para asignar un día concreto a cada santo.

Un caso concreto es, tal como narran los hechos el 24 de marzo de 1980, el mártir de América San Oscar Romero; fue asesinado por un francotirador de un disparo que impactó en su corazón mientras oficiaba la misa en la capilla del Hospital Divina Providencia en San Salvador, de ahí que se aplica el criterio principal para asignar un día concreto a este Santo de América o sea la a fecha de su martirio.

¡Y a veces se traslada! La fecha no cambia, lo que ocurre es que en algunos casos se traslada, por no poderse celebrar ese año en la fecha propia. Volvemos al caso de San Oscar Romero en este 2019, la conmemoración tal como citamos antes, es el 24 de marzo; pero este año es un domingo de Cuaresma, y ninguna memoria santoral puede desplazar el sentido central del domingo- la Resurrección del Señor-. Por eso se traslada a la fecha más cercana posible respondiendo a intereses pastorales de la comunidad.

Habrá que entender algunas excepciones de fechas del fallecimiento de alguna persona declarada santa, ejemplo de ello es el caso de San Juan Pablo II, ya que el 2 de abril, fecha en que falleció, es una fecha en que algunos años coincidir con Semana Santa o la Semana de Pascua, días de entera celebración a la persona de Cristo; por lo tanto no se asigna la memoria de ningún santo o santa.

Lo que no se hace es elegir el día del cumpleaños, pues se considera que lo celebrado no es la llegada a este mundo, sino su triunfo final al acabar esta vida.