Diócesis San Pedro Sula

Un ejemplo de servicio en la Pastoral Penitenciaria


Cecodi SPS
http://www.suyapamedios.com
El trabajo con los privados de libertad en una de las obras de misericordia que pide Jesús- En San Pedro Sula, una mujer, destaca en esta ardua labor. Ella es mujer, abuela, madre, esposa y servidora de la Iglesia; ella es Zobeida Mendoza, coordinadora de la Pastoral Penitenciaria en San Pedro Sula.

Testimonio Ella es casada desde hace 32 años, tiene cuatro hijos, y “trato de que mi familia sirva al Señor, inculcándoles a mis hijos que uno no puede salir adelante sin la ayuda de Dios y que siempre debemos caminar de la mano del Señor”. Según relata Mendoza, ella comenzó en la Pastoral Penitenciaria en 2005, “En ese momento la pastoral penitenciaria necesitaba una persona para atender en la oficina, al inicio creía que era algo más fácil, pero cuando entré y visité el centro penal, conocí la labor de la Iglesia, las necesidades, el sufrimiento de los privados de libertad que quieren comunicarse con su familia, que solicitan cubrir otras necesidades y acompañamiento”.

Misión Según relata Mendoza, “hace 13 años trabajo en la Pastoral Penitenciaria y tengo la seguridad que mi compromiso con la pastoral y viviendo la fe de esta manera a ellos le ha marcado porque ellos han colaborado conmigo en el compartir y ayudar” señaló. Asimismo, agregó que “actualmente tengo 4 nietos y uno de ellos me decía verdad abuela usted le ayuda a la gente, y yo le explique cómo lo hacía y que hay que ser solidarios. Amo mi trabajo y lo hago con amor, esto para mí es un compromiso moral”.

“Cuando mis hijos estaban pequeños los lleve al centro penal para que conocieran esa realidad y que no desconozcan las realidades de la vida”
Zobeida Mendoza
Pastoral Penitenciaria