2019 Break En América Familia Iglesia JMJ Panama 2019 Voz del Papa

Francisco llevó la JMJ a la cárcel: “Peleen para encontrar caminos de inserción”

El Santo Padre  acudió este viernes al Centro de Cumplimiento de Adolescentes, ubicado en Las Garzas, a 42 kilómetros de la Ciudad de Panamá, con el objetivo de ¨llevar la JMJ¨ a la cárcel. Allí celebró una liturgia penitencial ante más de 180 jóvenes privados de libertad y se reunió con los 30 detenidos que fabricaron los confesionarios que están en el Parque del Perdón.

el papa con un privado de libertad

“¡Peleen y peleen para encontrar y buscar los caminos de inserción y transformación! Eso el Señor lo bendice, sostiene y acompaña”, manifestó el Papa Francisco ante más de 180 jóvenes privados de libertad en el Centro de Cumplimiento de Adolescentes, ubicado en Las Garzas, a 42 kilómetros de la Ciudad de Panamá.

En presencia del arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta OSA, y la directora nacional del Instituto de Estudios Interdisciplinarios, Emma Alba Tejeda, el Santo Padre celebró una liturgia penitencial, en la que confesó a tres jóvenes internos.

Los reclusos recibieron al Papa cantando: “La oración del pobre”, y luego uno de ellos brindó al Papa su testimonio. Francisco encabezó la liturgia penitencial, en la que recordó a Jesús del lado de los pecadores: “Jesús se acerca, se compromete, pone en juego su reputación e invita siempre a mirar un horizonte capaz de hacer nueva la vida y la historia”, expresó.

Jesús no tiene miedo de acercarse a aquellos que, por un sinfín de razones, cargaban sobre sus espaldas con el odio social, o con el peso de sus culpas, errores o equivocaciones como los así llamados pecadores. Lo hace porque sabe que en el cielo hay más fiesta por un solo pecador convertido que por noventa y nueve justos que no necesitan conversión”, dijo a los reclusos.

Destacó como esta actitud “incomoda” o “no es tolerada” por muchos que, en lugar de acoger, colocan “rótulos”, “que congelan y estigmatizan no solo el pasado sino también el presente y el futuro de las personas. Rótulos que, en definitiva, lo único que logran es dividir”, lamentó.

Con una “mirada de la conversión”, el pontífice animó a los jóvenes privados de libertad a acudir al Evangelio, que “está marcado por esta otra mirada, la que nace del corazón de Dios”. Jesús rompe con la murmuración que “taladra los sueños”, esa que repite: “no vas a poder”, para invitar a creer y “transitar los caminos de la superación”.

“Amigos: cada uno de nosotros es mucho más que sus rótulos”, les dijo. “Busquen y escuchen las voces que impulsan a mirar hacia delante y no las que los tiran abajo”. Porque Jesús “transforma la murmuración en fiesta y nos dice: ‘¡Alégrense conmigo!’”.

“Una sociedad se enferma cuando no es capaz de hacer fiesta por la transformación de sus hijos, una comunidad se enferma cuando vive de la murmuración aplastante, condenatoria e insensible. Una sociedad es fecunda cuando logra generar dinámicas capaces de incluir e integrar, de hacerse cargo y luchar para crear oportunidades y alternativas que den nuevas posibilidades a sus hijos, cuando se ocupa en crear futuro con comunidad, educación y trabajo”.

Francisco Javier Palomares Peña delegado diocesano de Pastoral Penitenciaria de la Arquidiócesis de  Panamá, dijo que esta visita  del Papa Francisco significa un antes y un después, porque esos muchachos llevaban tiempo sin una atención regular por parte de la Iglesia católica por diferentes motivos, sobre todo por parte de sacerdotes y voluntarios, “hemos conseguido que esta ocasión halla motivado a muchos grupos  y parroquias  de la arquidiócesis acercarse en la preparación de este evento.

Estos grupos se han comprometido para seguir adelante durante este 2019 y significa mucho por la presencia del Papa Francisco, es para “nosotros un gozo y un orgullo tremedo”. Hay dos realidades la de los menores y de los adulto con distintas situaciones para trabajar con ellos.

Antes de retirarse, el Santo Padre fue despedido por los 30 detenidos que construyeron los confesionarios para la Jornada Mundial de la Juventud, que se encuentran en el Parque del Perdón.

A %d blogueros les gusta esto: