Actualidad

Dejó su país, ahora ayuda niños abandonados


Las precarias condiciones en algunos lugares hondureños, la sorprendieron cuando visitó por primera vez las tierras catrachas, dejando atrás la nación de los Alpes, Suiza.

Patricia Scarpetetti, fundadora del hogar “Yo quiero ser…” en 2017, actualmente asiste a más de 41 niños que habitan en este centro, todos en riesgo social.


“Cuando vi la realidad cómo es aquí, cuántos niños necesitan apoyo, ya no pude estar en mi país de brazos cruzados” detalló la suiza.

“Cuando vi la realidad cómo es aquí, cuántos niños necesitan apoyo, ya no pude estar en mi país de brazos cruzados, la pobreza me impactó tanto que dije: aquí se tiene que hacer algo” explicó Patricia.

Para la suiza residente en Honduras, la educación es la única forma en que estos menores pueden sobre salir, puesto que necesita fondos para formarlos en centros privados, a su vez las ayudas parecen insuficientes debido al mantenimiento y gastos de alimentación.