Actualidad

DDHH coordina acciones para protección de migrantes


El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, dijo hoy que coordina acciones con organizaciones de la sociedad civil de Honduras y organismos internacionales, para asegurar y fortalecer asistencia humanitaria y protección del Estado a las personas migrantes forzadas que participan en la caravana, que inició la noche del lunes, en San Pedro Sula, con destino al Norte de América.

Entre las causas de la migración forzada de hondureños, mencionó la pobreza, que afecta a más del 65% de la población hondureña, estimada en 9.2 millones de habitantes.

Agregó, que esta situación se ve agravada por el desempleo, la constante alza de precios de la canasta básica, así como de las tarifas de servicios públicos y la falta de calidad y asequibilidad a los mismos.

“La migración forzada de personas pone en entredicho la capacidad que como Estado tenemos para garantizar las posibilidades de una vida digna”.

A las condiciones de pobreza, el Defensor del Pueblo, sumó la inseguridad derivada de la violencia en especial de pandillas y crimen organizado que se ensaña sobre los más pobres y socialmente vulnerables.

La caravana que inició la noche del lunes, en la norteña ciudad de San Pedro Sula, está integrada por niñas y niños, mujeres, adolescentes, adultos mayores, que proceden de diversos municipios del país.

Las personas migrantes forzadas viajan en grupos numerosos para mayor seguridad de su vida e integridad, el mayor impacto en su derecho de petición de protección internacional o de trabajo y menores gastos en su movilización irregular.

Herrera Cáceres, exhortó a las personas que participan en la nueva caravana a observar una actitud de respeto hacia las leyes y políticas migratorias de los países de origen, tránsito y destino.