2019 Break En América Iglesia

Primero la misa, luego los negocios


Amílcar Bulnes un empresario hondureño en acción que busca revestirse del “Hombre Nuevo”, todos los días y además considera que “Debemos ser justos con nuestros colaboradores y amarlos”. Desde hace dos años, por medio de un retiro espiritual se dio cuenta que la vida no era solo trabajo y trabajo para crecer en su vida personal y familiar, sino que dejarlo todo en manos del Señor, pues luego el éxito empresarial llegará por añadidura. Suyapa Medios dialogó con él para que nuestros lectores en las redes sociales, puedan conocerlo.

2

¿Quién es?

Soy Amílcar Bulnes Landa Blanco. Hace unos dos años tuve mi encuentro con Cristo precisamente en un retiro; vengo de una familia de emprendedores por ende así crecí y me he ido desarrollando también, en la administración de los negocios familiares.

¿Cómo era su vida antes de su encuentro con Cristo?

Trabajo primero, trabajo después, más trabajo, después la familia y si había tiempo la Iglesia y Jesús. Era lo primordial, estaba muy agarrado de las cosas materiales y tratando de hacer dinero, pero el dinero no es todo, aunque ayuda a resolver muchas cosas, pero no todo. La gracia de Dios es la que puede ayudarnos en momentos difíciles, el amor que él nos tiene y la fortaleza que le da a la familia.

¿Hay dificultades para perseverar en Cristo?

Siempre hay momentos de dificultad, lo importante es no soltarnos de la mano de él, pero cuando las cosas están difíciles, uno tiende a soltar esa mano, pero la verdad es que la comunidad le ayuda mucho a perseverar. Yo pertenezco a dos grupos uno es GEPROCAH y la otra un  grupo de matrimonios “Sagrado Corazón” que nos reunimos en El Hatillo es una comunidad la cual tiene 3 años y que asistimos con mi esposa, francamente en esas comunidades es como hemos podido caminar y perseverar porque uno solo es imposible, el mundo está ahí, es fuerte lo puede absorber a uno; si no está bien agarrado de la comunidad.

1

¿Tiene alguna cita bíblica que le llama mucho la atención?

En el nuevo testamento Jesús nos dice Amarás a Dios y luego al prójimo como a ti mismo-Mt 22, 34-40- y además San Pablo en sus cartas nos habla del amor y si lo aplicamos a nuestro prójimo viviríamos en una Honduras totalmente diferente. Se aplica para lo cotidiano, la familia, el trabajo, los clientes, los colaboradores, hermanos de la iglesia, grupos de oración.

Cuál es su mensaje para los empresarios hondureños?

Que no tengan miedo en dar el paso de seguir al Señor, da temor porque pensamos que vamos a descuidar los negocios, pero la verdad es que poniendo en manos de Dios, todo se resolverá, lo demás vendrá por añadidura, poniendo la familia en manos de Dios, igual todos estará bien cuidados, bien guardados y al final se hará la voluntad de Él; que es lo más importante.