2019 Break En el Mundo Iglesia

En la Solemnidad de la Epifanía del Señor

Su Santidad el Papa Francisco exhorta a “levantar la mirada hacia el cielo, como los magos”. La anterior invitación del Papa Francisco es “Para ver la estrella que nos guiará por el camino del bien”, fue expresada en la audiencia general celebrada en el aula Pablo VI el pasado 2 de enero de 2019. Imitar a los Reyes Magos, dijo el Papa Francisco,  y levantar también nosotros la mirada hacia el cielo; “Lograremos ver la estrella que nos invita a recorrer el camino del bien”.

reyes magos 6

Así mismos el Papa Francisco recordó a los presentes que el próximo domingo, 6 de enero, celebraremos esta solemnidad; una de las fiestas litúrgicas más antiguas de la Iglesia, comenzó a celebrarse en Oriente en el siglo III y en Occidente se la adoptó en el curso del IV. Epifanía; significa manifestación, viene del griego. Significa el Señor se ha revelado al mundo pagano representado en las personas de los Reyes magos. La historia de los Reyes Magos se puede encontrar en Mateo 2,1-12

El Papa emérito Benedicto XVI nos dice respecto a la Epifanía que:

1-Los magos representan a todos aquellos que buscan, sin cansarse, la luz de Dios, siguen sus señales y, cuando encuentran a Jesucristo, luz de los hombres, le ofrecen con alegría todo lo que tienen.

2-La estrella anunció la venida de Jesús a todos los pueblos. Hoy en día, el Evangelio es lo que anuncia a todos los pueblos el mensaje de Jesús.

3-Los Reyes Magos no eran judíos como José y María. Venían de otras tierras lejanas (de Oriente: Persia y Babilonia), siguiendo a la estrella que les llevaría a encontrar al Salvador del Mundo.

4-Los Reyes Magos dejaron su patria, casa, comodidades, familia, para adorar al Niño Dios. Perseveraron a pesar de las dificultades que se les presentaron. El seguir a Dios implica sacrificio, pero cuando se trata de Dios cualquier esfuerzo y trabajo vale la pena.

5-Los Reyes Magos tuvieron fe en Dios. Nos enseñan la importancia de estar siempre pendientes de los signos de Dios para reconocerlos. Quizá ellos pensaban encontrar a Dios en un palacio, lleno de riquezas y no fue así, sino que lo encontraron en un pesebre y así lo adoraron y le entregaron sus regalos.

A %d blogueros les gusta esto: