Actualidad

Nuncio Apostólico celebró eucaristías en centros penitenciarios

“Que el señor llene de bondad y misericordia nuestros corazones, que esta fecha de Navidad y Año Nuevo sirva para reflexionar y dirigir nuestros caminos hacía las manos del Creador del Universo, nuestro padre Jesús, fueron las palabras de Novatus Rugambwa, embajador del Vaticano en Honduras.

El diplomático religioso visitó la Penitenciaria Nacional de Támara y la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (Pnfas), en donde oficio misas y tuvo la oportunidad de dialogar con las personas privadas de libertad y conocer sus condiciones de vida, al mismo tiempo aconsejarles para que sean representantes del cambio.

“Estar sin libertad ha de ser difícil, pero ustedes han buscado la manera de sobrepasar estos momentos, tienen una bonita armonía y eso les ayuda mucho porque todos se apoyan y así debe ser, así dice la Biblia, aunque no estemos aquí con ustedes, oramos y pedimos por ustedes en todo momento”, comento Rugambwa.

Agradecimiento

Emocionados por la visita, antes de iniciar la misa los internos mostraron su entusiasmo y “queremos agradecerle por tomarse el tiempo de visitarnos para realizar esta misa, para nosotros nos alegra la visita de una personalidad tan importante como usted, quien viene en nombre del Papa Francisco a quien admiramos mucho”, dijo uno de los internos.

El Nuncio visitará varios establecimientos penitenciario incluyendo “El Pozo I y II”, en Ilama, Santa Bárbara y Moroceli, El Paraíso, respectivamente.

De rodillas y con sus manos alzadas al cielo, los internos se unieron a la oración del Nuncio, quien con una sonrisa agradeció el gesto y el interés mostrado por los internos en escuchar cada uno de los pasajes bíblicos y los mensajes conciliatorios, reflexivos llenos de fe, esperanza y positivo para las personas privadas de libertad.

Tras 45 minutos de oración, la misa se dio por finalizada no sin antes los privados de libertad entregar al enviado del Papa unos recuerdos elaborados por ellos mismos. Novatus recibió de manos de los internos un bolso bordado, en uno de los lados tenía la bandera de Tanzania, país de donde es originario y al otro lado estaba la bandera de Honduras y un lápiz con su nombre bordado.

Mientras que al Papa Francisco le elaboraron un bolso con la bandera de Argentina y al otro extremo el pabellón nacional, asimismo entregaron un lápiz donde se lee: Papa Francisco. En embajador agradeció los obsequios y dijo “los recibimos con humildad y como muestra del cariño que nos demuestran, el Papa estará contento de recibir sus regalos”.

En su trayecto para salir de la iglesia de la Penitenciaria de Támara, fue rodeado por los internos quienes agradecieron su visita y le invitaron a regresar. Con su rostro inclinado, muchos le pidieron la bendición y solicitaron continuar con sus oraciones en beneficio de la población carcelaria del país.

Recorrido

Novatus Rugambwa visitará varios centros penitenciarios del país, incluyendo los de máxima seguridad, los cuales ya visito en una ocasión en donde tuvo la oportunidad de dialogar con los miembros de maras y pandillas con los cuales rezo durante varios minutos y quienes le agradecieron tomarse el tiempo para visitarlos.

En la pasada visita, los internos también oraron por la vida del embajador religioso y del Papa Francisco, así como pos sus compañeros privados de libertad en todo el país, acto que fue visto con mucha gratitud por parte del diplomático, quien les aseguro que “ustedes no están solos, nosotros oramos por ustedes, estamos con ustedes unidos en oración”.

Las personas privadas de libertad demostraron su respeto, agradecimiento y cariño a monseñor Novatus, a quien entregaron varios obsequios.

Cambio

El enviado del Papa, reflexiono que con el apoyo espiritual se puede generar un cambio de actitud en las personas privadas de libertad, que es necesario mantener el acercamiento con ellos llevando mensajes de paz, esperanza y fe; de esta manera, ellos sabrán que no están solos y les permitirá cambiar su comportamiento y forma de ser.

A raíz de las charlas espirituales y hacerles ver lo valioso que es el apoyo de sus familias, en principal el de sus esposas ha generado que muchos internos decidan casarse y de esta manera darles a sus compañeras de hogar un momento especial como agradecimiento a su incondicional apoyo en su privación de libertad.

A %d blogueros les gusta esto: