1PageFlipFides 2018 Adviento Arquidiócesis Break En América Iglesia

De ser rockero e introvertido a servidor del pueblo de Dios


No fue monaguillo, ni estuvo en grupos juveniles, pero la inspiración y cercanía del Cardenal Rodríguez, despertó en él, ese llamado vocacional.

PADRE CARLOS MANUELCuando Dios llama, más que fijarse en las apariencias, se fija en el corazón. La historia del Padre Carlos Manuel Pérez Ramos, es un reflejo de esto. Originario de Erandique, Lempira, le toca emigrar con su mamá a Olancho y posteriormente a la capital, en busca de una mejor calidad de vida.

Juventud En la adolescencia e inicio de la juventud, el Padre Carlos detalla que “fui rockero, yo entré en ese mundo, vestía como ellos, me deje crecer el cabello, no sé si era un desastre o qué, pero Dios así me ama, me amó en esa época, así me llamó y, sobre todo, porque fui desarrollando ese gusto por esa música” y añade que “No fui ni siquiera acólito, no estuve en grupo juvenil, nada y aparte de eso, vivía inmerso en el rock, era mi forma de ser. Uno se pregunta si podrá ser sacerdote alguien de esa manera, yo siento que Dios ve el corazón y llama a los hombres y mujeres para consagrarlas y para su vocación” reveló el Padre Carlos. Junto a la música, otro de sus sueños, era ser paleontólogo, “me gusta mucho el estudio de los huesos, de la investigación, de estar escarbando”.

Inspiración Dos personas son de vital importancia en la vida de este joven presbítero. El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez y Monseñor Juan José Pineda. Según recuerda el Padre Carlos, “desde mi adolescencia se sentaron conmigo, sobre todo, ellos me acompañaron y yo veía en ellos a hombres de Dios. En el Cardenal, sobre todo, con su entrega, con su amor, con su sonrisa, lo conozco desde muy pequeño, ha sido un Padre, un papá desde niño para mí”. Al hablar de su obispo, sus ojos se iluminan, su semblante cambia y su voz toma más fuerza, “Más que las palabras, fue su testimonio de vida, lo que provoca en mí esa admiración y esa inquietud por conocer sobre esta vida sacerdotal” afirmó.

Misión El Padre Carlos Manuel cumplirá este próximo mes siete años en el ministerio. Actualmente tiene un año de estar en la parroquia Cristo Resucitado. Luego de haber estudiado en el Seminario Mayor, estuvo en la parroquia Nuestra Señora del Santo Rosario de Sabanagrande como diácono y sacerdote y posteriormente, es enviado a la parroquia San Francisco de Asís de Orica. “Es un municipio donde la pobreza está latente, las necesidades también. Al llegar el primer día, me dijo la señora que atiende la casa cural que no había nada para comer, fue una experiencia dura, pero Dios es maravilloso, nunca desampara a sus hijos, encontré una familia pobre que me acogió ese día para comer, de allí aprendí que es necesario salir al encuentro de las personas para compartir y conocerlos mejor”.

CONOZCA AL PADRE CARLOS MANUEL

Conozca al Padre Carlos Manuel Pérez Ramos

Es originario en Erandique, Lempira. Fue ordenado diácono el 16 de julio de 2011 y seis meses más tarde, un 14 de enero de 2012, recibe el sacerdocio en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa. Estuvo como diácono y sacerdote en Sabanagrande, de allí en Orica 5 años 8 meses y ya lleva un año en Cristo Resucitado de Loarque.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: