Actualidad Sin categoría

Analistas advierten no malgastar aguinaldo en compras suntuarias.

Se debe priorizar las necesidades en los hogares para no caer en el consumismo de la navidad y mal invertir el dinero y poner en riesgo la economía del hogar señalan economistas.

Cerca de 17 mil millones de lempiras  adicionales circulan en el mes de diciembre en el país por el pago del aguinaldo, este circulante reactiva la economía sobre todo de los comercios que se dedican  a la venta de artículos de la temporada navideña, sin embargo se debe tener mucho cuidado señala el sociólogo Armando Orellana para no caer en las compras innecesarias tomando en cuenta que la situación económica de la mayoría de los hondureños es precaria y es muy reducido el grupo de goza de esa conquista laboral.

Orellana recomienda mantener una economía sana a través del ahorro y dejar parte de la compensación social para satisfacer algunas necesidades del año siguiente, no obstante la realidad que se vive en Honduras es que un a buena parte de los sectores asalariados han comprometido ya parte de sus aguinaldos, es preocupante  la situación que actualmente se vive y la recomendación que se hace este analista es en primer lugar salir de los compromisos, pagar deudas, y priorizar los gastos familiares y no dejarse llevar por la lógica del consumismo de marcas o de querer cambiar el modelo de un artículo que ya se tiene por uno nuevo porque eso es lo que está afectando  más de alguna manera la economía precaria que viven los asalariados, por lo que la recomendación es no excederse en el consumo ni de bebidas ni alimentos que es otra situación que es muy frecuente se de en esta época festiva.

Otra recomendación es invertir parte de ese dinero en compras de útiles escolares, uniformes y artículos  que más adelante deberán destinar parte del presupuesto mensual para esos gastos, y que muchas veces no se cuenta con el recurso y se recurre a préstamos para hacer frente a las demandas del siguiente año.

Orellana también invita hacer uso del raciocinio y a ser consciente sobre la realidad problemática que vive la familia hondureña que devenga un salario que le es insuficiente para hacer frente a las demandas del hogar.

Otro aspecto que se debe analizar es que la regulación del Neoliberalismo ha dejado por fuera a un número importante  de trabajadores que no cuentan con todos los beneficios de ley, ya que forman parte de la masa laboral que se dedica a ejercer empleos precarios como el empleo temporal o por hora, donde están excluidos de todas las conquistas sociales como el salario mínimo, pagos del décimo cuarto y aguinaldo y la cobertura social.

Sin embargo existe un sector de la población que se ve beneficiado de ese circulante, la empresa privada espera reactivar la economía para esta temporada y solo en la zona de Comayagüela se espera que como producto de las compras navideñas se generen cerca de 10 mil millones de lempiras en los comercios, esto a su vez tiene otros beneficios por que genera empleos temporales que de alguna manera sirve para poder agenciarse un dinero adicional en esta época, sobre todo para la población joven que es la que más oportunidades encuentra sobre todo en áreas de atención al público, así lo detalla Obdulio Hernández, directivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa.

El Foro Social de la Deuda Externa para Honduras lamenta que sea un sector reducido el que goce de esta conquista social que se logro como consecuencia de la huelga bananera de 1954 donde posterior a esta acción se lograron varios beneficios para los trabajadores.

Ismael Zepeda economista investigador del FOSDEH hace varias consideraciones entorno a este tema entre ellas que la situación de empleabilidad que viven los hondureños donde un buen porcentaje de empleados de la empresa privada e incluso del sector público  no gozan de ese derecho por diferentes razones entre ellas a consecuencia de la implementación del empleo por hora, sin embargo algunas empresas consciente otorgan a sus empleados algún tipo de bonificación adicional, pero se debe tener cuidado también de hacer un uso adecuado del mismo.

No caer en la emotividad del momento es fundamental sostiene Ismael Zepeda ya que la consecuencia de tomar decisiones erróneas solo contribuyen a deteriorar aún más las fianzas personales que en muchos casos ya están comprometidas y se vuelve un círculo vicioso donde no se encentra salida y se van comprometido salarios que aún no se reciben.

También suele darse con frecuencia que debido a un mal uso del aguinaldo muchos hondureños reciben el año nuevo con una carga excesiva de deudas, y con más gastos por realizar ya que también en esa temporada se hace un gasto adicional en compra de útiles escolares y uniformes, así como el pago de matrículas de escuelas y colegios, y la mayoría de los hogares se encuentra con un déficit en sus finanzas producto de una mala administración detalla Zepeda.

Esta situación de  no hacer un buen uso del aguinaldo contribuye de manera negativa a que la población continúe endeudándose para pagar el exceso cometido en diciembre y eta deuda se va arrastrando mes a mes hasta volverse en algunos casos impagable, por lo que la recomendación es sentarse y hacer una lista de prioridades, sin que esto signifique limitarse de algunos placeres que son necesarios para el ser humano, pero siempre tomando en cuenta la capacidad monetaria que se tenga para darse algunos gustos sin que esto ponga en riesgo sus finanzas.

A %d blogueros les gusta esto: