1PageFlipFides 2018 Adviento Break

El tiempo de Adviento: la espera gozosa de una persona: Jesús

La alegría de saber que Dios viene de nuevo es un gesto de Esperanza para la humanidad

OTRA PRINCIPAL P 13El Adviento es un tiempo privilegiado de gracia, para preparar el corazón para la Navidad. Esta preparación se debe realizar comunitaria y personalmente. Para ello, es importante recordar algunas prácticas espirituales que pueden y deben potenciarse en estos días. En todas las parroquias, para estas fechas, se programan diversos actos penitenciales, para que la feligresía se acerque a la gracia de Dios. De igual manera, la meditación de las posadas, es una herramienta que ayuda comunitariamente a preparar el corazón.

Acciones Ana Beatriz Venegas, misionera de Cambio Interno en la cuasi parroquia Santísima Trinidad considera que una práctica para este tiempo es “la contemplación de la Encarnación… El misterio del Dios que se hace no sólo hombre, sino niño y pobre… Y a manera práctica en la meditación de los misterios gozosos en el Rosario, O en la Lectio Divina de los primeros capítulos de San Lucas”. Por su parte, Leonardo Aguilar, coordinador nacional de los Emproístas señala que “El tiempo de Adviento es un espacio propicio para re direccionar nuestra vida espiritual, de los elementos más significativos y en mi opinión nos acercan más a Jesús, a través de la vida comunitaria, es el calendario de Adviento que nos hace tener objetivos comunes. El calendario enmarca acciones que contribuyen de forma esperanzadora a mi encuentro personal con Dios y así mismo con los demás y me preparan para celebrar la venida de nuestro Salvador”.

Opinión Por su parte, Melvin Paguada, presidente de Geproca dijo que en este tiempo “Hay que hacer un examen de las acciones que hicimos en este año, de las personas que nos han dejado a lo largo de este año. Humanamente hemos desviado la mirada del pesebre, la conciencia de prepararnos en el Adviento. Es momento para un diálogo íntimo con el Salvador. Solo Dios puede abrir los ojos del alma y darnos cuenta que no estás solo, porque Dios hecho niño nos sale al encuentro”.

“Adviento es la caricia de Dios a su Iglesia antes de dar al Mesías. Vivamos llenos de fe y con responsabilidad este tiempo de amor.”

Daniel Velásquez

Sacerdote

Prácticas espirituales recomendadas

 1 Oración

ORACIÓN ADVIENTOEl Adviento es una concreta celebración de la larga espera de la Salvación, es muy importante durante este tiempo leer y meditar la Escritura, estar atentos a la voz de Dios que nos habla a través de las lecturas bíblicas que escuchamos en la misa, y en las que la liturgia nos invita a leer y meditar.

 

2 Reconciliación

RECONCILIACIÓN ADVIENTO

En el Adviento, se nos invita a buscar el Sacramento de la reconciliación. Celebremos el el perdón; en él recibimos la misericordia de Dios, la gracia y la fuerza del Señor para edificar su Reino en nuestro mundo. Es una llamada a convertirse, que significa cambiar el estilo de vida, dejarnos perdonar.

3 Solidaridad

SOLIDARIDAD ADVIENTOLa espiritualidad del Adviento tiene que ser una espiritualidad comprometida, un esfuerzo hecho por la comunidad para recuperar la conciencia de ser Iglesia para el mundo, servidora de la humanidad, solidaria con los gozos y fatigas de todos los hombres y mujeres de nuestra sociedad, reserva de esperanza.

 

4 María

MARÍA ADVIENTOElla es la Virgen del Adviento que tiene en la liturgia su memoria: presencia y ejemplo. Presencia en la Palabra litúrgica y en la oración, para una memoria de quien ha transformado la espera en presencia, la promesa en don. Memoria de ejemplaridad para una Iglesia que quiere vivir como ella la presencia de Cristo.

 

5 Gestos

ESPERANZA ADVIENTORealiza algunas prácticas concretas de Adviento: vísperas, villancicos, visitar comedores sociales o casas de maternidad. Date el permiso de decir no a todo lo demás, todos los extras que puedan distraerte de tu compromiso de vivir un tiempo con más sentido. Cada no significa un sí a lo que realmente importa.

 

6 Esperanza

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl Adviento nos invita a mirar la historia personal y comunitaria con una mirada esperanzada. A querer aportar la luz de Cristo, de un modo constructivo, en los diversos ámbitos de nuestra vida personal y social, a fin de que quienes nos conocen perciban en nuestro comportamiento la auténtica esperanza cristiana.

A %d blogueros les gusta esto: