2018 Adviento Break Oraciones Reflexión

Oración para el Segundo Domingo de Adviento

Se debe iniciar solo con la primera vela encendida. Si tiene velas de colores, se debe encender la verde y hoy la vela azul. 

T:   En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

M:   Esta semana encenderemos la segunda vela de nuestra corona. El Señor está cada vez más cerca y nos invita a prepararnos para recibirlo en la Navidad. Hagamos un momento de silencio para elevar nuestra oración al Señor.

L:    Escuchemos hermanos la lectura tomada del Evangelio según san Marcos  13,33-37.

«Estén atentos y vigilantes, porque no saben cuándo será el momento. Al igual que un hombre que se ausenta: deja su casa, da atribuciones a sus siervos, a cada uno su trabajo, y ordena al portero que vele; por tanto, ya que no saben cuándo viene el dueño de casa, si al atardecer o a media noche, o al cantar el gallo, o de madrugada. No sea que llegue de improviso y os encuentre dormidos. Lo que a ustedes digo, a todos lo digo: “Velad”».

M:   Mientras encendemos la segunda vela de nuestra corona cantemos juntos HOY SE ENCIENDE UNA LLAMA, la primera y segunda estrofas.

Una persona se acerca y enciende la segunda vela mientras se entona el canto.

HOY SE ENCIENDE UNA LLAMA

HOY SE ENCIENDE UNA LLAMA
EN LA CORONA DE ADVIENTO
QUE ARDA NUESTRA ESPERANZA
EN EL CORAZÓN DESPIERTO
Y AL CALOR DE LA MADRE
CAMINEMOS ESTE TIEMPO

  1. Un primer lucero se enciende
    anunciando al Rey que viene.
    Preparad corazones,
    allánense los senderos.
  2. Crecen nuestros anhelos al ver
    la segunda llama nacer.
    Como dulce rocío
    vendrá el Mesías hecho niño.

M:   Acudamos a Santa María, Madre nuestra, para que nos ayude a preparar nuestro corazón, de la misma manera como Ella lo hizo para recibir al Señor Jesús. Rezamos juntos el Ave María.

T:   En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.