2018 Educación Familia Iglesia Navidad Noticias

El árbol y el Pesebre “ayudan a contemplar el misterio de Dios hecho hombre”

La tarde de este  7 de diciembre, en la Plaza de San Pedro se realizó la apertura del pesebre y la iluminación del árbol, y permanecerán expuestos hasta el final de la Navidad, que coincide con la fiesta del Bautismo del Señor, es decir, hasta el 13 de enero de 2019.

El árbol y el Pesebre, “dos signos que nunca dejan de fascinarnos”, señaló el Papa, “nos hablan de la Navidad y nos ayudan a contemplar el misterio de Dios hecho hombre para estar cerca de cada uno de nosotros”. Pero también pueden llevar a las familias y a los lugares de encuentro “un reflejo de la luz y la ternura de Dios, para ayudar a todos a vivir la fiesta del nacimiento de Jesús”, afirmó. 

El árbol que esta Navidad adorna la Plaza de San Pedro, procedente del norte de Italia y con una altura de 20 metros, simboliza “a Dios que con el nacimiento de su Hijo Jesús se ha entregado al hombre para elevarlo a sí mismo y levantarlo de las nieblas del egoísmo y el pecado” aseguró el Papa. Además, con sus luces nos recuerda “que Jesús es la luz del mundo, es la luz del alma que aleja la oscuridad de las enemistades y deja espacio para el perdón”.