2018 Break Iglesia

Ricardo Flores: Un sacerdote que “condimenta” las vocaciones del Señor

“El día más feliz de mi vida fue cuando me comunicaron que iba de formador para el seminario”

 

Originario del municipio más grande del sur de Francisco Morazán, Sabanagrade, de una familia de tres hermanos, dos mujeres y un varón, sus padres Ramón Flores y María Matilde que están vivos, una familia, que, aunque no ha sido muy católica, porque no era practicante, le enseñaron lo suficiente para creer que hay un Dios. Como hijo único varón le tocaba hacer los mandados y otros trabajos, sus padres lo consintieron porque aprendió a ser obediente.

Vocación El Padre Ricardo Flores manifestó que gracias al “Padre Neto”, Que En Paz Descanse, nació su vocación:  “me invitaba a ir a celebrar a las aldeas y allí fue donde nació realmente mi vocación, una vez el Padre “Neto” nos llevó con Sergio un muchacho que se hizo sacerdote, está en Italia, él es religioso nos llevó a una aldea a celebrar y a mí me puso a predicar y como estaba acostumbrado a escuchar la Palabra, yo di una especie de eco, y desde ese día el padre siempre me invitaba a predicar en las comunidades. Era feliz predicando y cuando la gente de las aldeas me miraba decían allí está el padrecito”.

Servicio El Presbítero dijo que nunca se le cruzó por ser sacerdote, estudió magisterio en la Escuela Normal Mixta, y después realizó estudios de Ingeniería Química en la Universidad Nacional, pero ese año llegaron 35 seminaristas a Sabanagrande era el año 1987 y Monseñor Evelio Domínguez le asignó la organización de la misión, desde lo económico, logística y distribución de la misión.

Compromiso El sacerdote añadió que  en 1988 realizó su compromiso para iniciar sus estudios en el Seminario Mayor, Monseñor Guido Charbonneau, actual Obispo de Choluteca, le envió una “cartita” que era aceptado para el Seminario, su mamá no quería, y cuando le dijo a su papá lo corrió de la casa, recuerdo que por primera vez recé el Rosario “solito” porque antes lo rezaba con los grupos y le pidió a la madre María “le dije Madre María si la vocación sacerdotal es mía tu intercede para que todo se soluciones en familia”, y sus padres posteriormente le apoyaron en su vocación, acotó.Ha estado en varias parroquias, pero desde hace un año, sirve como vicerrector y ecónomo del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa. Su sueño de enseñar, se cumple al formar los nuevos presbíteros.

 Conozca al Presbítero Ricardo Flores

Nació en Sabanagrande un 4 de octubre de 1968 tiene 50 años cumplidos sus padres Ramón y María Matilde aún viven, tiene dos hermanas, realizó su primaria en la Escuela Francisco Morazán, estudió magisterio en la Escuela Normal Mixta, y ordenado sacerdote un 30 de diciembre en su pueblo natal Sabanagrande  estudió, Teología Dogmática en Roma en la Universidad Gregoriana.

CONOZCA AL PADRE RICARDO FLORES

Su pasión está en la cocina elaborando exquisitas comidas

Flores  señaló que aprendió a cocinar, sobre todo las pastas que son su especialidad, “cuando estuve en Loarque yo cocinaba, a veces lo hago en el seminario” recordó que un amigo empresario que tenía una fábrica de artesanías que exportaba, lo invitó a almorzar, “llegué temprano y me fije como hacia la comida y después de ver como la condimentaba y le daba sabor me dije esto lo voy hacer allá en la casa y lo recreaba y me salía también”.

RICARDO FLORES COMIDA

FRASE

“Ser sacerdote es jugarse la vida por el Señor y por los hermanos, llevando en carne propia la alegría y las angustias del Pueblo”.

 Papa Francisco