1PageFlipFides 2018 Actualidad Break En el Mundo Iglesia

Salvador Moncada señala urgencia de un acuerdo internacional para proteger el planeta


cq5dam.thumbnail.cropped.750.422 (1)
El Papa Francisco junto Sir Salvador Moncada y su esposa.

Del 12 al 14 se está llevando a cabo en el Vaticano, la Asamblea Plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias, con el tema, “Papeles transformativos de la ciencia en la sociedad: desde la ciencia emergente a las soluciones para el bienestar de las personas”. El Papa recibió a los 80 participantes en esta plenaria, entre ellos, el científico hondureño Sir Salvador Moncada.

 “Es necesario para proteger el planeta un acuerdo internacional creíble y confiable. En estos días de asamblea plenaria, los científicos buscamos lazos de unión entre las ciencias para mejorar la vida de los seres humanos” señaló el destacado científico.

Sir Salvador Moncada, es miembro de The Royal Society, Royal College of Physicians, Academy of Medical Science, en Inglaterra, y miembro de la Pontificia Academia de las Ciencias. Sus principales investigaciones han estado centradas en los efectos farmacológicos de las sustancias vaso-activas, especialmente productos del metabolismo de diversos ácidos, así como en la síntesis, acción y degradación del mediador biológico óxido nítrico. También ha realizado importantes trabajos en temas de inflamación, plaquetas, interacción entre plaquetas y la pared vascular, trombosis y arteriosclerosis.

Las investigaciones que llevó a cabo durante los años setenta culminaron con el descubrimiento de una sustancia, la prostaciclina, un vasodilatador muy potente que actúa como inhibidor de los trombos que obstruyen las arterias. Y además está realizando estudios sobre la prevención del cáncer. Hablaron en las sesiones de trabajo, sobre el cambio climático, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades como el cáncer. Las dos especializaciones del médico Moncada.

cq5dam.thumbnail.cropped.750.422 (3)

Mensaje del Papa Francisco

En su discurso el Pontífice insistió en la posición de la Iglesia sobre los cambios climáticos, el desarme nuclear, la trata de blancas, o de seres humanos y superar el hambre en el mundo.  Sin embargo, dijo, “me parece que puedo decir que faltan voluntad y determinación política para detener la carrera por los armamentos y poner fin a las guerras, para pasar con urgencia a las energías renovables, a los programas dirigidos para asegurar el agua, la comida y la salud para todos, e invertir por el bienestar común todos los grandes capitales que permanecen inactivos en los paraísos fiscales”.

Los cambios globales están cada vez más influenciados por las acciones humanas. Por lo tanto, dijo el Papa, también se necesitan respuestas adecuadas para salvaguardar la salud del planeta y las poblaciones, la salud está en peligro por todas las actividades humanas que utilizan combustibles fósiles y la deforestación del planeta. La comunidad científica, después de haber avanzado en la identificación de estos riesgos, ahora debe proponer soluciones válidas y persuadir a las empresas y sus líderes para que los persigan. En esta perspectiva, los miembros de la Pontificia Academia, estudian los problemas en profundidad, por medio de las diferentes disciplinas como la física, astronomía, biología, genética y química, ofreciendo así un servicio a la humanidad.