Actualidad

Definen estrategias para excarcelar a privados de libertad con enfermedades crónicas


• La finalidad es que los internos que adolecen enfermedades en su etapa terminal puedan regresar a su hogar, junto a sus familiares.

• Esta medida también permitiría disminuir la situación de hacinamiento.

Por medio de la reforma de una ley, que tendrá como finalidad excarcelar a personas privadas de libertad que adolecen enfermedades en su etapa terminal, las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), buscan regresar a sus hogares a estos internos y que permanezcan bajo el cuidado de sus familias.

dd4322ea-26fd-47af-bb3b-97d1f53b6a3e

En una reunión con representantes de los Juzgados de Ejecución y Defensa Publica, la abogada Rosa Irene Gudiel Ardón, directora del INP informó que actualmente trabaja en conjunto con diputados del Congreso Nacional para reformar la Ley Especial para Personas Privadas de Libertad con Enfermedades en Fase Terminal y Enfermedades Degenerativas del Sistema Nervioso.

Con la reforma a esta ley, aprobada en mayo de 2007, se beneficiaría a todas las personas que se encuentran privadas de libertad y que padecen distintas enfermedades, “buscamos que estas personas puedan cumplir su condena en su casa, con sus familiares”, comento Gudiel.

Además, esta medida permitirá reducir la situación de hacinamiento pero también que ellos puedan tener derecho a su beneficio que les confiere la ley, que es el derecho a la justicia y pueda definirse su condición jurídica (en el caso de los procesados).

Trabajo en equipo

La funcionaria indicó, que en conjunto con Medicina Forense se harán gestiones para evaluar a los privados de libertad que permanecen en el hospitalito de la Penitenciaria Nacional de Támara, Francisco Morazán y privados a nivel nacional que adolecen de otras enfermedades crónicas.

0eeb9817-a17a-4773-9539-6a337faf90d8

Reveló, que las medidas que se tomaran en beneficio de las personas privadas de libertad, son resultado de las reuniones sostenidas con los encargados de Coordinación de Gobierno, la presidencia del Poder Judicial y otras reuniones que se han tenido con operadores de justicia de la Costa Norte.

Aplicación de justicia

Sostuvo, que dichas reuniones tienen como finalidad mejorar las condiciones de las personas privadas de libertad y que puedan tener derecho a sus beneficios y que sus casos sean ventilados lo más pronto posible para que puedan tener una condición jurisdiccional resuelta, ya sea que queden absueltos o condenados.

En el caso de obtener una sentencia condenatoria, asegurar que ellos vayan cumpliendo la misma y puedan ser rehabilitados por las unidades del Instituto Nacional Penitenciario y, al momento de recuperar su libertad sean personas útiles para la sociedad, que tengan capacidades para desempeñar distintos trabajos.

Para conocer la condición jurídica de la población carcelaria, la excoordinadora de los Juzgados de Ejecución recomendó reanudar la Auditoria Penitenciaria, aunque reconoció que el Poder Judicial “ya está trabajando en lo referente a la mora judicial en donde se ha podido percibir que muchos privados de libertad no se les ha definido su condición jurídica y otros que ya tienen derecho al beneficio que le confiere la ley”.

La directora del INP indicó, que todas estas medidas tienen como objetivo mejorar las condiciones de vida de las personas privadas de libertad, en especial a los que adolecen enfermedades en su etapa terminal, para que ellos puedan convivir con sus familiares.

Otra de las iniciativas de las autoridades penitenciarias, es la construcción de un pabellón hospitalario en el cual se atienda a las personas con discapacidad psico-social (enfermos mentales) para que reciban una atención personalizada ya que tendrían a médicos especialistas para el seguimiento de sus casos.

Fortalecimiento

Para garantizar el derecho a la salud de la población penitenciaria, las autoridades del NP han contratado 78 médicos los cuales han sido diseminados en los establecimientos a nivel nacional. Entre estos, se encuentran médicos pediatras y ginecólogos asignados en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

Asimismo, se firmó un convenio de cooperación con la Secretaria de Salud garantizando la asignación de médicos en todos los centros penitenciarios, así como el suministro de medicamentos cuando el establecimiento no tenga en existencia.

Como parte del proceso de transformación del sistema penitenciario, el presidente Juan Orlando Hernández incremento el presupuesto del INP para fortalecer los programas de reeducación, rehabilitación y reinserción social, así como garantizar la atención médica, hospitalaria y el suministro de medicamentos a los internos.

De Interés

• Con la reforma de la Ley Especial, muchos privados de libertad que adolecen distintas enfermedades en su fase terminal serán beneficiados al poder retornar a sus hogares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s